martes, 17 de mayo de 2011

OTRA CLASE DE AMOR



OTRA CLASE DE AMOR

Fue en el verano cuando conocí a una chica estupenda, aquí en un foro, el primer día que nos encontramos me dijo “mi hija es lesbiana”, y yo le respondí… ¿y qué?

Ser lesbiana no es ser diferente, ser lesbiana es amar y querer, no nos enamoramos ni de una vagina ni de un pene, nos enamoramos de una persona, y compartir tu vida con la persona que amas al igual que los eteros, que no se separan mas estas que los otros, porque solamente se separan los que no se quieren.

Mi amiga se angustiaba por cada cosa que hablaba con su hija, y un día me decía ¿qué vida mas desaprovechada con lo guapa que es? Y que un montón de hombres estarían locos por ella, pero ella no se da cuenta porque en los hombres que conoció, no encontró lo que buscaba, y en el amor no hay etiquetas por poner.

Una pareja son dos personas, da igual si tienen el mismo sexo, son seres que se buscan, y a veces la sociedad hace que jamás se encuentren por el que dirán... siendo desgraciados de por vida.

No somos mejores ni peores las que decidimos unirnos un hombre, porque solo buscamos ser queridas, ser respetadas, y no ser agredidas por los “machos” que a veces tanto nos quieren, y que nos van matando unos a palizas, otros con las palabras que nos llenan el corazón con basura de ellos, otras veces con su indiferencia, y muchas mas... nos quieren “siempre”

Y es que hay muchas clases de amor, pero no confundamos el amor con dominio, con esclavitud, ser violadas por los maridos porque ellos tienen ese derecho, y no hay nada que decir, todo esta escrito…

A veces oigo como ciertas personas se enfadan cuando estas parejas hablan de matrimonio, diciendo que esa unión no puede llamarse así, y yo digo ¿qué quiere decir esa palabra? No es amar, no es vivir juntos, y ¿qué quiere decir a palabra padres? No siempre esos padres lo son, unos por ser adoptivos, otros… por que les han colocado unos hijos que son fruto de una relación externa al matrimonio, que los maridos no quieren, y siempre llevan ese nombre sin serlo, pero la palabra padre quiere decir… amor, sacrificio, desvelo, siempre pendiente, como la palabra lesbiana, que desde que la dices quieren que renuncies a todo, incluso a ser madres, cuando eso pueden permitírselo… si quieren.

Todos queremos ser felices. En nosotros/as esta esa opción.

6 comentarios:

MORGANA dijo...

Lo único importante es la persona en sí,no sus tendencias sexuales.Vivimos en una sociedad que tiene muy en cuenta ese tipo de cosas y,sinceramente,a mí me dá exactamente igual.Tengo amigos homosexueles y son personas de lo más normal..basta ya de dictaduras.
Besos de cielo.

Lola dijo...

Hola MORGANA, claro que todo esta cambiando gracias a Dios, las personas tienen derecho de querer a quien les de la gana, somos libres de decidir. Muchas gracias por comentar mi post. Un beso.

siksika dijo...

Se puede decir más alto Lola pero no más claro!! me ha encantado tu reflexión y opinion al respecto,con la que estoy totalmente de acuerdo...No nos enamoramos de un pene o una vagina,como tu bien dices nos enamoramos de las personas...Abrazos.

Lola dijo...

Amiga siksika, en amor todo esta claro, sabemos lo que queremos, y quien no lo sepa es que no ha sentido amor de verdad… con quien sea, que yo no pongo etiquetas a nada ni a nadie ¿Quién soy yo para hacerlo? Un beso, muchas gracias por tu comentario.

Trizbeth dijo...

Holaaa Lola!!
Interesante y buena reflexión, yo creo que en el respeto está la base de todo, y en ver más allá de ideas, tendencias, creencias o inclinación sexual...en vernos como seres humanos, ya está!

Besosssss y graciassss por tus comentarios!!

Bea

Lola dijo...

Hola Trizbeth, de nuevo GRACIAS por tus letras que siempre me hacen sentir bien. Un beso.