domingo, 16 de diciembre de 2018

SE BORRA EL TIEMPO...




SE BORRA EL TIEMPO...

Hubo un tiempo que me volví vaga, y deje de escribir para grabarlo todo, escribía cartas así, después las cintas se borraron, y el sentimiento siguió paseándose por mi mente y… volví a escribir.


Por entonces se me habían olvidado las palabras de amor, y solo las lagrimas recorrían mi rostro joven pero cansado, quien estaba cerca no supo leer en mi color pálido, y en las arrugas que se iban formando por la ausencia.


Mi parte intima, la que nadie conoce me volvía loca, me decía escribe este momento, y si no grítalo al viento pero no te lo calles, hay muchas personas solas como tú, aunque te rodee una familia que piensas que no te entiende ¡¡¡ grítalo todo!!! O escribe como antes.


Pero ya no lloro por amor vivido, lloro por el que tengo sin usar, seguro que he cambiado en este tiempo, pero sigo sintiendo al son y balanceo de las palmeras, mientras el viento de levante de queda cerca de mí, y susurra su nombre.


Ahora oigo cantar a los olmos, y su tronco plateado tiñe  mi pelo de ausencias, sin más.


domingo, 26 de agosto de 2018

SE FUE DE EL AMOR




SE  FUE  DE EL AMOR

Se fue de mi el amor, y se me olvido como llamarle, como me dejo vacío mi instinto y me dejo vagar a solas.


Como puedo devolverte a casa, sin llaves de regreso, sin pasiones ni despedidas, pero sé que sufriste, que lloraste mucho al no encontrarte con mi destino que a ambos abandonamos a nuestra suerte y pregunto ¿donde está quien consiente nuestro desespero?


Empiezo a reclamar mis horas, esas de las que siempre hablamos que viviríamos, pero se fueron sin tenernos en cuenta, o quizás fue mejor que el destino matase nuestras ganas y nuestra vida por vivir, a veces no sabemos lo caprichoso que es.


Y se sigue viviendo en un jardín sin flores, pero aun así vives, y recuerdo un camino de besos que dejo que se secaran en nuestros labios, y un mirar ausente seco nuestras miradas azules de inmensidad, lejanía, y siempre sueños.



domingo, 27 de mayo de 2018

FUERTEMENTE




FUERTEMENTE

La vida me ato fuertemente, otras me dejo volar sin destino…


Y no estuve perdida mucho tiempo, solo pare para coger impulso y seguir caminando, y cuando ya estaba cansada quise dejar el camino a medias.


No es la vida un lugar a medida de nadie, porque hay que encontrar primero el lugar,  después adecentarlo a nuestras exigencias, y después crear hogar donde antes solo hubo rastrojos,  en medio de la nada.


Más de una vez encontré tierra árida, por donde pasaron varios incendios, dejando corazones secos, que nadie ha sido capaz de recuperar, pero la desesperación o valentía (no lo sé) impulsan a la intención de revivir lo muerto, y muchas veces merece la pena.


Aquí queda la piel reseca de tiempo incomprendido, donde los que me conocen me llaman triste, y los que no… me dicen que nada está perdido y que reintente la resurrección de momento, o que ya no insista, la vida es resurrección y muerte, quizás ese sea mi momento.


sábado, 28 de abril de 2018

HAY VECES...




HAY VECES...

Hay veces que hasta Dios se hace desear, es mi moral a medias, son mis sinsentidos desbordados y cayendo sin esperanza al abismo.


Hay veces que desaparece el entendimiento, y te paseas incoherentemente  esperando que alguien te  salve, te proteja, te deje dormir en sus sueños, pero eso nunca sucede, y caes otra vez en los lamentos tristes y sin sentido.


Hay veces que nos creemos salvadoras de un ahora de los demás, sin darnos cuenta que nadie quiere ser rescatado, que cada una se instalo en la vida que quisieron, pudieron, o simplemente decidieron, aunque se enojen al pensarlo.


Hay veces que al despertar sueño con la hermosa vida que tengo, y que nada necesito ahora, que vivo donde quiero, y aparece la calle del sentimiento, la plazuela de las lágrimas, o el puente de mil suspiros, todo me hace ir donde quiero, para allanar  mi vida, o ponerla boca bajo  según el instante.



No soy mujer de dolor, y no solo necesito placer, aunque este último nace del este primero, y al final pienso que todos esperamos lo mismo… ser amadas en el silencio de la noche, entre los gritos de un amor apasionado y vivo hasta el final de sueño.




martes, 12 de diciembre de 2017

HAY VECES QUE...



HAY VECES QUE...

Hay veces que los suspiros son como cadenas en nuestra garganta, demasiado pesados para caer en tan sensible lugar, y donde cualquier diamante te hace una herida, solamente los besos no hacen daño.


Hay veces que una sensación te da vida, y una verdad te la quita, somos pequeñas sombras dentro de la luz cegadora del amor, donde todo se confunde, y el misterio lo envuelve en papel de deseos.


Hay lejanía que se hace sendero y camino, esperando llegar a encontrar tu destino, pero hay veces que la senda no aparece y nos quedamos perdidos en la maraña de sueños y olvidos, y allí se seca la alegría, y se pierde la vida sin remedio.


Y hay veces que busco mi alegría y mis sonrisas sin encontrarlas, entonces recuerdo cuando yo sonreía, pienso y pienso, entonces apareces, y sonrió, canto, y a veces, hasta lloro de felicidad, pero todo eso después de traerte a mi, sin tu saberlo.


miércoles, 8 de noviembre de 2017

HA PASADO EL TIEMPO




HA PASADO EL TIEMPO

Ha pasado el tiempo, mas del que yo recordaba, y el recuerdo trae miradas y frases olvidadas, palabras que llenaron mi corazón y mi mente hace… ni se cuanto.


Es verdad que frente a la indiferencia, un tul de olvido lo envuelve todo, el daño se guarda entre algodones para que no duela, pero es mentirle a la mente, porque el corazón sangra.


Que poco sirven las palabras cuando hay heridas que sanar, y el recuerdo favorece el dolor, y llega la nostalgia y el pensamiento diciéndote ¿cómo ha podido pasar?


Y se hace un hermoso Patchwork  para que en la cama no se enfríen los recuerdos, y volver a soñar con lo hermoso que hubo tiempo atrás, no queremos que todo desaparezca, pero yo misma me engaño… nada queda de lo que soñé sin vivir y que ahora tanto me afecta.