domingo, 12 de febrero de 2017

SUEÑOS...





SUEÑOS...

Ya no vivo en sueños, ya vivo viviendo cada día, ya no lleno mi vida de ayeres, ya sonrío al despertar solo porque si.


No quiero ser parte de alguien, quiero ser persona completa, con mis amaneces mágicos, con mis atardeceres grandiosos, solo míos si así lo decido.


Me desperté de un sueño vividos por otras personas, como si yo sola no fuese capaz de soñar, y me apropie de sentimientos que otros sentían, sin los míos que son hermosos, aunque mucho tiempo los tuve olvidados en el baúl de la juventud que ahora no me sirve.


Quiero vivir y soñar por mi cuenta, y cada día todo será un nuevo despertar bueno o regular, a veces malo, pero será mío, será mi mente y mi corazón juntos, será un mar lleno de tormentas, o en paz completa, quiero...


Ser mar de hoy, o mar de fondo de mañana, ser marea fuerte cuando no entienda que me pasa, y esperar que llegue la calma... mi calma.


Quiero poder sonreír al despertar, y no llevar continuamente un saco de angustias en mi corazón y en mi espalda, que ya me duele demasiado por todo eso, soy fuerte, puedo con el día a día, pero no con todos los años vividos.


Ser luz de un nuevo día, ser sentimiento del momento, ser persona sencilla, ser simplemente... yo, sin disfraces.





domingo, 5 de febrero de 2017

COMPARTIR





COMPARTIR


Yo tuve un amor... que nunca tuve.


Hace mucho sé que no estaremos juntos.


No compartirás mi cama,  sé que no dormiré a tu lado, y no criare a tus hijos, porque no hay nada de un pensamiento sin futuro.


No podre cuidarte, ni sentarme junto a la bañera y jabonarte como un niño, ya me gustaría ya.


Cocinare para otros pero tu jamás te sentaras en mi mesa, ni comerás mis alimentos bendecidos, ni me cojeras la mano sobre la mesa, dando gracias por todo lo que hay sobre ella.


No lavare tu ropa, no seré tu madre en tus cuidados, y en el fondo ya me gustaría pero… jamás seré nada, jamás serás nada, porque tu solo llegaste a mis sueños, ahora… ni en ellos me visitas.


Lo sé, jamás seré nada más, pero tú serás vida,  de la vida mía.



viernes, 27 de enero de 2017

DILE




DILE


Dile cuando le veas que nada fue, que sólo los sueños le dejaron pasar a mi vida.


Dile que fue lo mejor de todos los sueños de todas mis vidas juntos, que reí siempre a su lado, y que las  lágrimas que derramé por entonces sólo fueron de alegría.


Dile que mis noches ya no tienen luna, ni estrellas, ni mar susurrándome su nombre  en las madrugadas, y que lloro al llegar el alba.


Dile que deje las cosas que me gustaban, y que ya nada importaba desde que se fue, pensando que algún día volvería.


Dile que mi ayer y mi hoy ya no tienen sentido, que quede dormida sin querer ver los días de ahora, y que nada es importante después de un ayer mágico.



miércoles, 14 de diciembre de 2016

ESE AMOR DESCONOCIDO





ESE AMOR DESCONOCIDO

Ella de pronto entendió que se parecía a las madrugadas eternas, donde la luna y las estrellas siempre bailan al lado de una hoguera, donde el Ser se ensancha y se vuelve más libre.


Una persona puede amar mucho pero a veces esta sola, entonces ¿a quién ama, a quien abraza, con quien tiembla?


Cosa extraña es el amor que reverenciamos, que nos hace vivir el día a día, que nos hace soñar con una historia de amor que no fue, o que ya se marcho, o mucho peor… que aun no llego.


Y la luna vaga deseosa de encontrarse con el sol, o mira  a sus amigas las estrellas  más lejanas,  las lágrimas caen, y el rocío llena las plantas de ausencia y desconsuelo.


Hay del amor desgraciado que se sueña cada noche, pero aun peor es el que se vive de lejos, se aleja cada madrugada, y cada amanecer muere junto al sol naciente.



sábado, 3 de diciembre de 2016

RECUERDOS Y SUEÑOS





RECUERDOS Y SUEÑOS

Ella vivía en un mundo de recuerdos, de cuerpos y entregas, de desapariciones de amor sin alma.


Ella moría casi a diario recordándole, las historias   imaginadas llenaban sus sueños, que creía que alguna vez fueron verdaderos, y  cada noche  llegaban  a ella, le acariciaba, y al volver la luz salía a buscarle pero ¿a buscar... qué?


Era su vida diaria, y la vivía eufórica, otras veces triste y solitaria, y hablaba cada día menos, pero quería cada noche más.


Se refugiaba en sus sueños hechos a medida, los paraba al despertar dejándole un sabor amargo en sus labios, después llegaba la noche, y seguía soñando por donde lo había dejado como una hermosa historia en un libro, al amanecer…


Y volvía a sonreír mientras la luna arropaba sus sueños, y le susurraba… el ya llego, mira a tu alrededor,  sal de día después de haberle amado en la noche, como aman las locas, las que nunca olvidan, las que siempre se ponen  el mejor camisón de sueños para recibirle, y las que se olvidaron de amar en el presente, que cada día se disfraza de olvido.



domingo, 27 de noviembre de 2016

EN INVIERNO




EN INVIERNO

Era invierno cuando llegaste...


Yo caminaba deprisa por que el viento besaba mi cara, pero fuertemente me sentí desolada al verte pasar de lejos, y no poder quedarme contigo, tú eras mi sueño de años anteriores, y quizás de otras vidas. 


Todo empezó a ser aquel día, su sueño me acompañaba desde hacía años, y cada noche volvía a mi ante la lejanía de un amor imposible, solo querido por mí, yo chica mala, solo quería querer lo que la vida me negaba. 


Niño mío, que por entonces no mirabas mis ojos, que tu volabas entre otras flores, sin saber que yo me marchitaba de amor no correspondido. 


Pero la vida pasa cuando pasa, no cuando queremos que pase, y el tiempo llega a su tiempo, no cuando nosotros queremos... 


Hay que saber esperar, la vida y los sueños ya me habían dicho que serias mío, y que yo formaría parte de tu vida, de tus días y  solo había que ser fuerte, y una vez mas... esperar que llegase tu mirada.