sábado, 10 de agosto de 2019

LA SOLEDAD




LA SOLEDAD

Me acostumbre tanto a la soledad como al desamor, parece lo mismo pero no es así, la soledad casi siempre es escogida, el amor se va por sí solo, como si llegase una ráfaga de viento, llega de lejos pero no la sientes porque a veces es gratificante, después… desesperante.


Dejas de pensar donde habrá ido esa posesión tan tuya, la que jamás se iría, la soñada sin ser vivida, y por eso te haces un traje a la medida del sentimiento, te da la vida y hay veces que te anula, todo sirve cuando la vida esta desde hace tiempo viviendo el teatro de tu vida.


Ahora el tiempo es otro, más para meditar, para colocar, y para hablar de un pasado no sucedido, y es que hay veces que los sueños son fáciles, pero la vida no lo es.


Hoy que llevo varias semanas de vacaciones empiezo el rito de la escritura abandonado como muchas otras cosas, hoy el viento me visita al igual que las olas que mojan mis pies, los acaricia, y me recuerda que no es tan malo vivir a solas, porque la gente me rodea, solo mi corazón me ama… a solas.



1 comentario:

CHARO dijo...

La soledad no elegida puede llegar a ser muy triste.Que disfrutes de tus vacaciones, yo no puedo ir este año.Besicos