martes, 6 de diciembre de 2011

VOLAR






VOLAR


Tengo que hacer caso a sus palabras...


Tengo que abrir la ventana de mi corazón y que entre el aire de la vida, la luz del día y las estrellas en las noches.


Tengo que abrir mi corazón para que no queden restos de tristeza, ni de odio, ni de intolerancia.


Tengo que abrir el corazón y dejar que vuele con las alas de las gaviotas allí donde el quiera, no puedo dejarle con diez metros de cuerda para que solo pueda volar a medias, no es justo siendo el cielo tan inmenso, que se limite a esa cuerda que solo me deja respirar para tener vida, pero no para vivirla en plenitud.


Tengo que abrir el corazón para que entre el Amor en todas sus variantes, el Amor entero, el Amor sin limitaciones, y a sentirme cerca del paraíso.


Es importante que sepa distinguir lo que tengo, lo que deseo en los sueños, y de la realidad que me hace vivir día a día.


Ciertas cosas de la vida fueron hechas para ser experimentadas nunca explicadas.



10 comentarios:

Antony Sampayo dijo...

Dices cosas bonitas y ciertas, como eso de dejar volar con plena libertad al corazón para que halle su propia felicidad.

Besos.

María dijo...

Sí querida amiga, al corazón no se le puede atar corto, él tiene vida propia, una independiente por completo del raciocinio.

Me encanta el final, gran verdad.

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Totalmente de acuerdo. Hay que saber abrir el corazón, cerrarlo es negar nuestra propia existencia.

Bsos.

ReltiH ReltiH dijo...

EXCELENTÍSIMO PENSAMIENTO, TREMENDA REFLEXIÓN!!!
BESOS

Patricia 333 dijo...

Ciertas cosas de la vida fueron hechas para ser experimentadas nunca explicadas.

Así es mi Lola bella Así es

Tengo un poquin de tiempo aquí en la oficina y vine rapidito a saludarte... Escribes muy bonito

Besos desde mi corazón

Lola dijo...

Hola Antony, intento cada día sacar de mi todas las verdades de mi alma, y cuesta ser creída. Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola María, el corazón debe de estar libre, para sentir y para amar, sin barreras. Un beso amiga y muchas gracias.

Lola dijo...

Hola José, el corazón es hermoso, y siente y consiente cada ocasión que tiene para amar, sin amarres. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Lola dijo...

Hola Reltih, siempre me alegran tus comentarios desde el corazón, gracias. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Patricia, como me gusta lo que dices, me recuerdas a mi querida hermana cuando habla de “su” Lola. Te agradezco de corazón que me comentes lo que quieras en los breves momentos que tienes. Muchas gracias siempre. Un beso enorme amiga.