lunes, 19 de marzo de 2012

EN UN DÍA DE FIESTA






EN UN DÍA DE FIESTA

Me hubiese gustado despertar con tu mano en mi sexo, y tu deseo a la espera, pero no fue así.

Hoy al igual que la primavera a punto de llegar, respondían mis sentidos a un sueño que no recordé al despertar, pero sí que había despertado a mi libido dormida como la bella durmiente… mas de cien años.

Casi había olvidado ese bienestar que se siente cuando todo emerge, los brazos están deseosos de abrazar, y el corazón late como un caballo desbocado en su paseo sereno que de pronto se agita, salta, y corre hacia lo desconocido.

Era día de cama, es domingo y mañana fiesta, un puente hermosísimo para pasar del descanso al deseo, para volver al descanso otra vez, y volver amar después de amar.

Hubiese sido para mi amante un buen despertar que ya no le doy desde que mis deseos se durmieron a su lado, el sin entenderlo, yo tampoco entiendo tener tantos cuando se llega a los cincuenta y se superan.

Los cuerpos no siempre están igual, el deseo aparece y desaparece sin entenderlo, la naturaleza en sabia, y yo cada día más tonta, que no soy capaz de decirle a mi amor… ámame ahora.


8 comentarios:

Ana dijo...

Pues hazlo amiga mia,se capaz y disielo y vivielo y disfrutalo al maximo porque merece la pena hacerlo.

Precioso tu sentir,muy sensual y romantico.

Que pases una bonita noche y una estupenda semana.

Primavera dijo...

A veces hay que lanzarse y ser valiente quizas te llevarias una buena sorpresa y entonces si seria un hermoso dia de fiesta para ti.
Besos

Lola dijo...

Hola Ana, hay veces que aun después de haber pasado media vida juntos aun me cuesta…
¿Que tontería verdad? se hubiese puesto bien contento si yo hubiese tomado la iniciativa soy tonta en el tema del amor… no del sentir pero si del deseo. Gracias por tu comentario amiga. Un beso.

Lola dijo...

Hola primavera, claro que hay que ser valiente pero… yo no lo soy.
Después me arrepiento, pero cada día soy más tonta. Gracias por tu comentario. Un beso.

MTeresa dijo...

No importa la edad,
amiga,
el deseo persiste
y hay modos y maneras
de saciarlo,
hablalo y verás,
un abrazo

Lola dijo...

Hola MTeresa claro que la edad no importa, fue un despertar diferente, y me sentí bien. Y hablando es como todo se aclara. Gracias amiga. Un beso.

Noris Marcia dijo...

Lola, que hermoso tu texto, bien explicito y tu gracias al escribirlo resalta el amor. Me encanto. Gracias por pasar por mi blog, sabes que siempre eres bienvenida. Un abrazo,

Lola dijo...

Hola Noris, me gusta pasar por tu blog, me siento como en casa, me gustan tus entradas, y siento la calidez de tus palabras. Gracias siempre por tu acogida. Un beso amiga.