jueves, 26 de abril de 2012

UN DÌA...




UN DÌA...

Un día compartiré contigo mi marcha, al igual que un día ya pasado lo compartí todo, dejándome desnudo el corazón y el alma.


Por entonces nada necesitaba, todo lo tenia si estabas tu, ahora quiero mi corazón, y mi alma, mi corazón para saber que aun esta vivo, mi alma... porque puedo morir mañana y no saber si te puedo seguir amando.


Devuélveme mis sueños, y mis celos, y sobre todo el calor que necesito para vivir, que lo deje cerca de tu cuerpo, y ahora muero cada noche de frío.


Quédate con mis piedras, con mis libros, con mis letras y mis suspiros, y no olvides... él ultimo también será para ti.


Quédate cerca de mi pensamiento, que pueda decirte adiós, que el primer escalón lo cruce sintiendo mi nombre en tus labios, por que solo quiero... decirte adiós, sin llorar.

12 comentarios:

Liova dijo...

Hola Lola!!! Como soy tan tontorrona para estas cosas, en las despedidas siempre suelto alguna lágrima!!!! Quizá me haga bien, no lo sé, pienso que al llorar el alma se libera... igual que cuando reimos. Muestras en tus fotos un mineral, esos que coleccionas y amas!!!! Bellas palabras las de tu poema. Besos extremeños.

Primavera dijo...

Cuando se toma una decision asi ya hace tiempo que estas valorando los pros y contras.....eso dejale todo lo malo y quedate con aquello bueno que hubo entre los dos...
Hermoso poema.
Besitos

Rosi dijo...

¡Que tristeza y que melancolía derramas en ese profundo sentimiento.
Expresar todo eso de manera tan bella ayuda al espíritu.
Un abrazo entrañable, amiga.

CHARO dijo...

Es duro decir adios, muy duro, pero al paso del tiempo y cuando esa despedida ya la tienes lejana en el recuerdo es una auténtica liberación.Besotes

Lola dijo...

Hola Liova, tienes razón a veces las lagrimas nos quitan los nudos que se quedan en el corazón con tantas ausencias, y tanta soledad. Yo últimamente también estoy llorona, así son las cosas.
Si estos son dos minerales de mi colección, la verdad que me siento muy bien con ellos, los tengo en mi cuarto, y hay veces que solo ellos se dan cuenta de lo triste que estoy cambiando un poco su color. Amiga animo, la vida sigue. Un beso.

Lola dijo...

Hola Primavera, yo siempre valoro todo, por eso me quedo con lo mejor, aunque a veces escriba cosas como esta. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Rosi, es que estoy un poco triste, eso se refleja en mis escritos, pero no me hagas caso, son días perdidos, y que todo paso ya. Gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Charo, siempre es duro decir adiós, pero en mi caso solo es un escrito, no hay que pensar nada ni ponerse triste. Un beso amiga.

mientrasleo dijo...

Suenas tristona hoy Rosa. No digo que personalices el poema, pero si que leva un ritmo más lento una cadencia que invita a darte un abrazo amigo.
Seguro que me confundo, todo es interpretable, pero el abrazo te lo doy igualmente.
Besos

Lola dijo...

Hola mientrasleo, no sé si esto que has escrito es para mí ya que leo en vez de Lola Rosa, a si es que contesto sin saber si debo… un beso.

fus dijo...

Las despedidas suelen ser muy triste. Me ha encantado tu poema.

un abrazo

fus

Lola dijo...

Hola fus, nada de tristezas, es solo un escrito sin más. Gracias por tu comentario. Un beso.