viernes, 15 de junio de 2012

LA TARDE SE VOLVIÓ NOCHE






LA TARDE SE VOLVIÓ NOCHE


La tarde se volvió noche, y apenas lo notamos, tan pura y tan incontrolable era la pasión, que su fuerza lo borraba todo.


La miel y el aliento se fue quedando entre las retamas, y allá, a lo lejos el mar seguía incansable con su susurros de olas y viento, y deje que me adormeciera el ocaso, mientras el fuego interior, de allí abajo, pedía mas de todo, ya que era mi sed y su locura la que mandaban en mi.


Nadie más podría entrar en mi, nadie había dejado tanta savia en mi ser como él, mis raíces dejaron de extenderse porque solo querían sostenerme, querían estar cerca de mi tierra, y lejos de lo profundo en lo que se había convertido mi vida, y sus ansias.


Mis entrañas percibieron con los días mi sed más calmada, mi amor mas lánguido, mi ser más satisfecho, y me di cuenta que en mi crecía una vida tan fuerte como mi deseo, que aun no había sido apagado.


La vida cambia a las personas, riega y fortalece sus horas, se extingue el eco, y se ensanchan las caderas, mientras se espera ser regada y poseída de nuevo… sin tiempo.


17 comentarios:

CHARO dijo...

Si, la vida nos va cambiando, unas veces para bien y otras ????
Personalmente estoy contenta con mi cambio....bueno menos con lo de las caderas :-)

Lola dijo...

Amiga, las caderas se ensanchan casi siempre, cuando traes niños al mundo, aun no queriendo. En lo demás todo es mejorable. Gracias por tu comentario. Un beso.

Jorge del Nozal dijo...

Un precioso poema apasionado y escrito con el corazón.
Un abrazo.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

La tarde se vuelve noche, con tanta calidez en tus palabras.

Muy bellas letras, Lola!

Abrazos alados y Feliz Finde!

Jorge Donato dijo...

De no ser por todos los cambios que padecemos durante nuestra vida, tanto emocionales como físicos, la vida sería un auténtico tostón.
Pasar por cada fase que nos marca la vida, y ser conscientes de que lo pasado nunca vuelve y hay que amoldarse al presente, es la mejor experiencia que se puede tener. Al menos es mi opinión.
Un abrazo amiga.

PEPE LASALA dijo...

Es precioso lo que has escrito Lola, y en esos cambios, también está el del corazón, porque siente más intensamente. A él le dan igual las caderas, le importa la semilla interior. Me encanta cómo escribes amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Antorelo dijo...

Cada día cambiamos y nos va haciendo diferentes. Poco tengo que ver con la persona que yo era cuando tenía 20 años. Me gustó tu poema.
Un abrazo

Liova dijo...

Hola!!! Los cambios en la vida de una persona son habituales... lo ideal es cambiar para mejor y ésto depende de nosotros mismos. Besos guapa!!!

Lola dijo...

Hola Charo, claro amiga que la vida nos va cambiando, y lo importante es reconocer y aceptar los cambios, no pasa nada por envejecer, es la vida que nos agradece haberla vivido. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Charo, claro amiga que la vida nos va cambiando, y lo importante es reconocer y aceptar los cambios, no pasa nada por envejecer, es la vida que nos agradece haberla vivido. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Diana, muchas gracias por visitarme. Me ha gustado mucho tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Jorge, es bueno cambiar lo sé, pero hay veces que los cambios nos hacen volver al pasado, cuando la juventud no era consciente de ser vivida, y cuando el recuerdo llaga pensamos… ¿acaso yo viví eso?
Gracias por tu comentario amigo. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Pepe, muchas gracias por tu bonito comentario, me ha encantado de verdad. Un abrazo, feliz fin de semana.

Lola dijo...

Hola Antorelo, ni tu ni yo somos los mismos de cuando teníamos veinte años, pero entonces no nos parecía tan importante ser jóvenes, queríamos vivirlo todo así, como de pronto. Ahora eso paso, y me gusta haberlo vivido. Un abrazo amigo. Gracias.

Lola dijo...

Hola Liova, siempre se cambia para mejor, aunque nos cueste reconocerlo a veces. Gracias amiga por tu comentario. Un beso.

Char dijo...

Todo se transforma como el amanecer en el día...

buen finde Lola
besos

Lola dijo...

Hola Char, así debe de ser, que nada permanezca, aunque el corazón se marche tras algunos recuerdos que le dejaron roto. Un abrazo, gracias por tu comentario.