viernes, 15 de marzo de 2013

UNA CANCIÓN

 
 
 
UNA CANCIÓN
 
Aún permanecíamos acostados, el frío era intenso, y el sonido  de una hermosa canción apareció ante nosotros...
 
 
Nuestras manos empezaron a danzar cálidas entre nuestras zonas más templadas, se desdoblo el cuelo, y se calentó mi pecho, dejando que tus manos se pasearán libremente en una sinfonía inacabada.
 
 
El corazón empezó a latir fuertemente, y las manos se pasearon por los bosques más oscuros, en los dedos pareció la espera de la magia, y el sol dejo de tener importancia entrando solamente la oscuridad del amor.
 
 
Empezó a sonar una música sensual, y los sentidos se iniciaron con ella, rodó el sentimiento, y se arrebujaron los besos más calientes, empezó el baile, y una voz interior que me decía... Sigue danzando, no pares, y deja que la tarde llegue lentamente, sin más.
 
 
Y se arrimaron los cuerpos, al principio como dos cucharillas esperando ser usadas, después todo se precipito, y la cama se quedo pequeña, y ardió el deseo, se instalaron las sonrisas, bajaron los besos, y subió... Todo.
 
 
Ha sido un hermoso tango bailado en la inmensidad de una vida más que vivida, todo reaparece cuando llega esa música, y el ser se queda entrelazado con dos personas que se aman, y ya nadie importa, sólo los dos bailarines, apasionados, que sólo quieren vivir compenetrados en esa danza.
 
 
Y como todo... Término la música, los cuerpos siguieron por un tiempo unidos, y la sonrisa de ambos quedo en el misterio, y la habitación volvió a llenarse de  luz, en un frío día de invierno, que ya había dejado de serlo.
 
 
 

10 comentarios:

Amilcar Blanco dijo...

¿Hay algo más sublime que la comunión erótica entre dos que se aman? No lo creo, porque esos instantes, como los que describís en tu poema, son el ápice, la culminación, la concreción del deseo y si el amor fuera una cordillera, serían sus picos más altos. Tu poema es muy hermoso, como vos. Un beso.

CHARO dijo...

Cuanto amor en esa mañana tan fría, y amor del bueno. de ese que se recuerda siempre.Besotes

Rosi dijo...

¡Me has incitado al baile, Lola!
¡Verdaderamente, lo describes tan bien que dan ganas de danzar y danzar sin parar.
Muy bonito, amiga.
Besos y abrazos.

hadama dijo...

huyyy que baileeeeeeeeeeee lola mas como te diría yo mmmmmmmmmmmm de amor desenfrenado que des todos los bailes y muchos mas niña un saludo y buen domingooooo

Trizbeth dijo...

Así cualquiera baila mmmm, en verdad todo movimiento conjunto e inspirado en el amor, es una danza, aunque no suene la música...bello amiga, abrazos!

Lola dijo...

Hola Amílcar, fue un despertar precioso, mientras la lluvia caía fuera en el parque, después salió el sol, y el día se torno maravilloso. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Charo, si que hubo amor amiga, siempre nos sentimos llenos de amor en la tierra que nos vio nacer, y que asiduamente visitamos, allí tenemos un pequeño nido… para soñar y amarnos. Gracias por tu visita amiga mía. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Rosi, pues cuanto me alegro de esa incitación al baile, pero la danza del amor es… bueno es un baile maravilloso que todos deberíamos practicar. Un beso.

Lola dijo...

Hola hadama, sí que fue un bonito baile que salió en esos momentos de amor y tiempo para disfrutarlo. Gracias por tu comentario. Un beso enorme.

Lola dijo...

Hola Bea, pues si, era un día magnifico para el baile, fuera de nuestra casa hacia un frio… pero no importo, así todo fue más deseado. Un abrazo mi niña.