martes, 9 de abril de 2013

PERDÓNAME

  

PERDÓNAME


Perdóname por respirar tu aire, por bajar los ojos y mirar la tierra, y después levantar la mirada hacia el cielo.


Perdóname cuando el sol del otoño de mis días, me acaricia, y el viento del invierno me azota, y me dice quien manda, y lo poco que merezco estar a tu lado.


Perdóname por dormir en tu cama, y comer en tu cocina, haciendo comidas que quizás no te apetezcan, siendo un lastre para tu vida.


Perdóname, por sentirme dichosa a veces, y desgraciadas las que más, por no trabajar más que en tu casa, por sentarme y descansar en las noches, por dormir sin pesadillas.


Y perdóname, por haberte querido siempre y no haberte abandonado cuando gritabas, o dabas golpes, y hasta cuando soltabas el volante del coche en un ataque de locura, por que tu jefe te chillaba, por todos mis años a tu lado… Perdóname, si es que quieres que yo viva.


20 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Si crees que te has equivocado, pide perdón, de no ser así, ¿porqué pedirlo?

Un abrazo.

anayaika dijo...

No entiendo amiga por qué pides perdón??? Un beso

Lola dijo...

Hola Emilio Manuel, no es esa la cuestión, ella pide perdón a su maltratador hasta por respirar, es su miedo quien la hace sentir así. Un abrazo amigo, gracias por tu comentario.

Lola dijo...

Amiga Ana, esta entrada es de una mujer maltratada, que pide perdón a su maltratador, por vivir en su casa y respirar junto a él, aun sabiendo que él la maltrata y puede matarla cuando él quiera. Es una forma de tener en cuenta como viven estas mujeres. Un beso amiga.

José Manuel dijo...

Nunca hay que pedir perdón por miedo, hay que coger la puerta y no detenerse ni para coger aliento.

Besos

Lola dijo...

Hola José Manuel, bueno hay que ver en que circunstancia viven esas mujeres con o sin sus hijos… a veces no resulta tan fácil como tú dices. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

ALBORADA dijo...

Te digo que me he sentido muy sobrecogida leyéndo tu poema, no te visualizo como una mujer maltratada, sumisa, no, todo lo contrario y ya al ver los comentarios pues he ido ratificando mi criterio, la vida de esas mujeres es triste muy triste y muchas de ellas al final de sus vidas las dejan viejitas y solas, no entiendo como pueden soportar una vida así y si, hay que pedir perdón por soportarla.
En tu comentario me dices a veces me sientes derrotada, y es cierto, han existido etapas muy fuertes en mi vida, creo que ésta última ha sido la más difícil y ya casi va para dos años, por muchas cosas que no vienen al caso, pero al igual que tú, mi estimada Lola, voy sacando las fuerzas y extiendo lentamente las alitas y un día me digo:

Eyyyyyyyyyy, ya vuelo y entonces las bato con fuerzas, sin pensar, sin importarme que de momento me golpee otra piedra lanzada de Dios sabe dónde porque al final mientras viva hay mucho por hacer.

Un abrazo siempre y linda semana

Antorelo dijo...

Veo mucha sumisión y miedo en tus versos. Un placer estar de nuevo después de este peréntesis.
Un abrazo

Lola dijo...

Hola Alborada, tu también tienes buen ojo, no, no soy una mujer maltratada gracias a Dios, pero alguien muy allegado a mi trabaja en una casa de acogida, ella me cuenta cosas, y yo escribo sobre las cosas que me cuenta, y es verdad que hay mucho miedo en estas mujeres.
Gritar a su lado pienso que es necesario, yo he tenido la suerte de enamorarme hace muchos años, ahora somos una pareja que ya decide y comparte, los hijos y los nietos son nuestra vida, pero nosotros, lo somos todo el uno para el otro. Gracias por tu hermoso comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Antorelo, sí que hay miedo y sumisión, hay que tener en cuenta que quien vive esta vida sabe que en cualquier momento puede dejarla a manos del maltratador que con ella vive…
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

CHARO dijo...

Una mujer maltratada generalmente se siente tan culpable que tiene la necesidad de pedir perdón a pesar de ser una auténtica victima........así de cruel es la situación.Besotes

Lola dijo...

Así es Charo ellas son las victimas no el verdugo, aun así, les han hecho tanto daño que su autoestima desapareció hace tanto que ni recuerdan si la han tenido alguna vez. Gracias por comprender tan bien este escrito. Un beso.

ReltiH dijo...

MUY REFLEXIVO TU TEMA.
UN ABRAZO

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA

GRACIAS POR VENIR A TOMAR EL TÉ DE TODOS LOS MARTES, UNA PALABRA AYUDA Y MUCHO COMO LA TUYA Y LA DE TODOS LOS AMIGOS QUE SIEMPRE ESTAN PRESENTES PARA COMPARTIR ESTA AMISTAD.

UN BESO Y UN ABRAZO FUERTE

Marinela dijo...

Te has metido en la piel de una maltratada, y así es,las victimas perdonan una y otra vez los maltratos por que su verdugo les hace creer que se lo merecen.
Mucha culpa la tienen las propias madres por hacerles creer que sin un hombre a su lado no son nada.

Eduquemos a nuestras hijas y nietas en la igualdad de genero y no hacerles creer que el hombre es su protector o salvador.

Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Reltih, muchas gracias por tu visita que te agradezco de verdad. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Luján, muchas gracias por recibirme en tu casa a tomar el té, vendrá los partes que me sea posible, estaré encantada. Un abrazo grande.

Lola dijo...

Hola Marinela, es verdad, la mujer maltratada merece que la tengamos en cuenta y juntemos nuestros esfuerzos en ayudarlas aunque sea en los blogs. Gracias amiga. Un beso.

doramas de luis dijo...

Hermoso blog. Intenso. Sensual.

Saludos.

Lola dijo...

Hola doramas, muchas gracias por tu comentario. Te mando un abrazo.