miércoles, 8 de octubre de 2014

UN RINCÓN OSCURO...





UN RINCÓN OSCURO...


Había dentro de mi un rincón oscuro, no pertenecía a nadie, y para mi era casi desconocido.


Había dejado ese espacio y no sabia porque, había dejado ese trozo como un infarto deja muerta la zona infartada, y  no la vuelves a recuperar, así estaba mi corazón como enfermo y dormido.


Un día, esa parte empezó a tener vida propia, mi corazón sentía plenamente, mi corazón era libre de expresar él por que había sanado, mi corazón bailo y canto al ritmo de lugares desconocidos para mí, y en un gran sueño, en ese sueño mi corazón vivía a tope, la música hacia salir  lo mejor de mí, empecé a recorrer mi mundo de otra manera, miraba cada día el sol de mi vida pero yo callaba y le dejaba sentir, no era el sol de nadie, solo era mi sol.


Llegaban las noches, y el sol se presentaba de pronto llenando mi vida con sus palabras, mi habitación se llenaba de luz y sonido, mi cuerpo bailaba con las estrellas, y mis lagrimas acompañaban esa música que me hacia tocar el cielo, tocarle a el.


La vida es siempre apasionante, llena mis días como si fuese una cesta, allí pone sus mejores sentimientos, en el siempre hay colores que me hacen recordarte, hay pasión por los días vividos, y como no siempre esta la música que llena mi vida de susurros, de amor y ternura, de sentimiento y perdida pero... ya nunca más de olvido.





4 comentarios:

Teresa dijo...

Lola precioso, escalofríos he sentido. Abrazos.

CHARO dijo...

El escrito de hoy me ha trasmitido optimismo y alegría, de verdad que me ha gustado mucho.Besicos guapísima

Jorge Donato dijo...

Profundo y sentido texto.
Siempre me gusta leerte amiga.
Un abrazo.

Lola dijo...

Gracias por vuestros comentarios. un abrazo.