jueves, 27 de noviembre de 2014

POCAS VECES




POCAS VECES


Pocas veces sentí cosas que otros quisieron que sintiera, ni deje de vivir en mí por vivir en otros sentimientos que no eran míos, ni corrí por el campo detrás de otros vientos.


Jamás sentí que podía querer a nadie más que a ti, me sentí perdida al despertar después de soñar que no me querías, y lloraba de rabia, al no poder controlar mis sueños, y que eso pasase.


Quise quererte y te quiero, aun cuando tú aun no te habías fijado en mi, por que yo te encontré en mis sueños, y tú no me entendiste, me dejaste vagar sola mucho tiempo, hasta que un día Madrid nos encontró, y la vida nos unió para siempre.


No creas que no deseo abrazarte cada día mil veces, pero estas tan preocupado por otras cosas que no sabes leer los mensajes de mis ojos, la languidez de mis brazos, y el silencio de mis palabras, no, aun no lo sabes.


Esperare a que sepas, o te enseñare las claves, por que solo tú sabrás descifrar todo el amor que te tengo, y el tiempo que he esperado para ser de nuevo uno solamente.


9 comentarios:

Teresa dijo...

Lola, es precioso. Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola, tu post es toda una declaración de amor y está llena de paciencia, de generosidad y de esperanza...La vida nos devolverá el doble de lo que damos, no te queda duda, amiga...Mi felicitación y mi abrazo grande por tus buenos posts.
M.Jesús

CHARO dijo...

Precioso lo que has escrito.....ser fiel al amor auténtico es lo más bonito que puede haber.Besicos

sabores compartidos dijo...

Bueno no cabe duda de que Madrid es un punto de encuentro para amores y desamores siempre depende de la luz que haya entre medias ejejje
Cuidate mucho
Besotessssssssssss

CRISTINA dijo...

Lola, es precioso, que manera de sentir y como te entiendo.
Besos grandes.

Jorge Donato dijo...

Finalmente entenderá y seguirá esas señales, es imposible que no las vea.
Muy bello, un abrazo querida amiga.

José Manuel dijo...

Preciosa declaración de amor, seguro que sabrá ver más allá.

Besos

Emilio M. dijo...

¡Con qué delicadeza desgranas cada matiz de ese sentimiento y su vivencia!!! Nadie más que aquella persona que lo ha vivida sabe de lo que tu hablas, aunque por ser tan humano, es raro que haya alguien que no lo haya vivido.

Un fuerte abrazo

Lola dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Un beso enorme.