martes, 15 de septiembre de 2015

AGITADORA DE PASIONES




AGITADORA DE PASIONES


Siempre fui agitadora de pasiones, nada de abrazos pacíficos, y de sueños sólidos…


Yo fui tejiendo dudas a quien hablaba conmigo, y le deje las ganas de amarme, de pasearse entre mis brazos, de proteger su boca dentro de mi boca.


Fui amante del día, con más tiempo de sobra, se puede quedar enganchada a la emoción del momento, al armonioso día de primavera siendo invierno, y siendo abrigo de piel con piel, y mano bajo una sabana sin dueño.


Amante de las estrellas perdidas en el ayer de hoy, sigo el ritmo del reloj con sus hora que a nadie pertenecen, acaricio, pienso, amo, y olvido, para no ser de nadie, para que mi ser muera cuando él lo decida.



Me preparo sentada junto al viento, no quiero que nadie me lleve, y sentada frente al atardecer mis letras te provocan, y yo me alegro de no ser tuya ni de nadie, solo camino, peleo el ahora, y pido por qué Dios nos perdone por querernos.




10 comentarios:

Teresa dijo...

Preciosa, como todo lo que escribes. Besos.

CHARO dijo...

Seguro que Dios perdona a todos aquellos que se quieren de verdad..... me ha gustado mucho tu escrito Lola, seguro que esos paseos por la orilla del mar son una estupenda fuente de inspiración para tus escritos.Besicos

Norma dijo...

Hermoso es poco, el poema y la imagen. Gracias. Cariños.

TORO SALVAJE dijo...

Fijo que os perdona.


Besos.

Jorge Donato dijo...

Me reconforta volver a leerte, volver a tener tiempo para disfrutar con amigos de letras.
Te mando un fuerte abrazo.

Josefa dijo...

Un apasionante escrito. Yo creo que Dios perdona a los que se aman de verdad.
Porque el es puro amor.
Un abrazo.
te sigo.

Amapola Azzul dijo...

Es mejor ser libre que ser posesión de alguien.
No?

Besos.

ReltiH dijo...

SIEMPRE TUS PENSAMIENTOS BELLOS.
ABRAZOS

Mª Jesús Muñoz dijo...

Me encanta esa libertad que percibo en tus letras, que nos vas dejando poco a poco, mientras creas y acunas el sentimiento que te hace grande, Lola...El amor nos acerca a Dios y nos hace grandes, sensibles y humanos, amiga.
Mi abrazo y mi ánimo siempre.
M.Jesús

CHARO dijo...

No sé que ha pasado que no había visto estos últimos escrito Lola así que ahora me pondré a leerlos con tranqulidad.Besicos