viernes, 20 de noviembre de 2015

MUCHAS LUNAS




MUCHAS LUNAS

Hemos vivido muchas lunas pero, aun no aprendimos a complementarnos…


Será el último momento, y en la última mirada donde nos demos cuenta  que todo paso, y como paso… así lo quisimos, aunque pienso en que no fue de la mejor forma.


Siempre hay nuevas opciones, pero nos quedamos cómodamente unidos sin un porque, o solo el sentimiento nos volvió invisibles de tanto vernos, de amarnos con un horario, y solo ser un  menú de las noches nos hizo diferentes.


No hay que poner acentos a la emoción, al querer, al olvido, o simplemente al alejamiento, es hora de ser, y nada que nos ate nos haga ponernos tristes, porque somos lo que quisimos, aunque al recordarlo no me reconozca.


14 comentarios:

María Perlada dijo...

Vivir muchas lunas, entre horas y emociones, sentir que todo paso.

Un placer leerte.

Un beso dulce de seda.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola, todos nos hacemos de vez en cuando tus reflexiones...La vida es una evolución continua y a veces uno se los cónyuges madura más deprisa que el otro o en un sentido diferente. Lo cierto es que las circunstancias y el tiempo nos cambian...Pero, lo importante es que permanezca el respeto, la comprensión y el amor, aunque no sea el mismo de un principio.
Mi gratitud y mi abrazo de luz por esa autenticidad genuina y manchega.
M.Jesús

sabores compartidos dijo...

El paso del tiempo no tiene por que minar en lo más minimo los sentimientos del amor si este fue y es alimentado, lo único que se va perdiendo es el fuelle jajajajaja al llegar a cierta edad pero el amor no tiene fecha de caducidad si no se la queremos poner.
Besotessssssssss cuidate

CHARO dijo...

Me quedo con el principio de tu escrito, es una pena que a pesar de tantas lunas vividas todavía no hayamos aprendido a complementarnos y yo lo llevo a nivel general y no personalizado.Besicos

Teresa dijo...

Besos y muy linda.

Lapislazuli dijo...

El tiempo amigo y enemigo
Abrazos

DEMOFILA dijo...

La llama delamor no dura fuerte siempre, con el tiempo se va apagando, así como su ardor, al final queda el rescondo de lo que fue, la rutina es la enemiga del amor y cuando se cae en en ella, como dices en tu entrada, nos volvemos invisibles el uno para el otro.
Besos, feliz semana.

José Ramón dijo...

Lola Siempre es un placer pasar por aquí Saludos

Ambar dijo...

Vivir muchas lunas y no haber aprendido todavía a vivir o más bien, a vivir sin que nos hagan sufrir las mismas cosas que nos hacían sufrir cuando apenas habíamos vivido.
Besos

manolo dijo...

Disfruto leyéndote, pues dices las cosas como me gustan y no soy capaz de expresarlas.

manolo
.

Jorge Donato dijo...

El tiempo es el mejor maestro. Lástima que cuando adquirimos su conocimiento casi siempre sea tarde para poner remedio. Aunque siempre hay tiempo para ordenar nuestro corazón.
Genial. Un beso.

Tamara VN dijo...

A veces el paso de los año no nos complementa más, solo hace que nos amoldemos, pienso a veces que es bueno ser diferentes y no complementarse en todo para que la vida también sea divertida. Un besazo.

TORO SALVAJE dijo...

Tu madurez emocional es maravillosa.
Envidiable.

Besos.

ReltiH dijo...

TODOS TUS SENTIDOS!!!
ABRAZOS