lunes, 28 de diciembre de 2015

LA HIEDRA DE TUS MANOS




LA HIEDRA DE TUS MANOS


Me agarre a la hiedra de tus manos, de tus historias, de tus sonrisas.


Me hice fuerte en esos momentos, y supe que serias mi vivir diario, mi  lluvia, mi mar y mi  rio, todo lo sentí desde que apareció la hiedra que me hizo subir hasta el cielo, después de pasear por la niebla de mi destino.


Al principio fue una ramita pequeña, sin más color que el de sus hojas que aparecían a la vida, y después se fue tejiendo un hermoso manto, que me lleno de colores en el sótano donde había vivido siempre.


Quizás no es eso lo que deseas en tu juventud, o quizás es que ni sabes cómo es la vida, después va pasando y entiendes que ya no aparecerá un enorme roble donde sujetarse, pero cuando llega la hiedra… todo lo transforma hasta tus sueños.


Y sucedió una vez más, sucedió que me enamore, que la vida me rescato de un día mas sin emoción, y recibí mil sensaciones olvidadas, o no vividas, ya ni me acuerdo, eso sí, supe que eran las ramas de la salvación, y no el árbol de la seguridad…


Que hermosa vida que te rescata de malos pensamientos, sentimientos, y dolores del corazón, que ya estaba herido de muerte.





4 comentarios:

CHARO dijo...

Bendita esa hiedra que te llenó de tan bonitas sensaciones.Besicos

Teresa dijo...

Un beso Lola.

ReltiH dijo...

TUS LETRAS ENTRELAZAN SENTIMIENTOS.
ABRAZOS

Lola dijo...

He estado unos días alejada de vosotros, pasare a visitaros a cada uno. Muchas gracias por vuestra amistad. Un abrazo.