viernes, 15 de abril de 2016

LA MEMORIA DEL AGUA




LA MEMORIA DEL AGUA


Siempre daba igual, cuando el agua se mantenía en reposo, lo mismo en un vaso, un cubo, una bañera, o simplemente una pequeña corriente de agua, desde el fondo su cara aparecía con una enorme sonrisa.


Pero cuando desapareció, ese reflejo seguia apareciendo como saludándome desde el otro lado, ese lado donde de momento a mi no me estaba permitido ir a verle, solo a la tierra y al reposo me permitía ir a rezarle.


Me daba tanto miedo que el reflejo desapareciera que, repartí cacharros llenos de agua por toda la casa para poder verle desde cualquier habitación, y su presencia se convirtió en la memoria del agua, su memoria…


Cambiaba cada día los cacharros del agua, pero no todos a la vez, solamente de uno en uno, y mientras un vaso se vaciaba, en el otro miraba enamorada y seguía viendo sus ojos, su sonrisa, hasta que mis lágrimas rompían ese reflejo, y la soledad era más grande, y casi inaguantablemente fría. 



12 comentarios:

Ambar dijo...

Que triste y que llena de dolor y nostalgia tu entrada de hoy.
Besos

José Manuel dijo...

Omnipresente reflejo en el agua y en el recuerdo.

Feliz día
Besos

Elda dijo...

Que bella y que original tu inspiración. Ojala se pudieran ver a los seres querido de esta manera tan bonita.
Me encantó.
Un abrazo guapa y feliz fin de semana.

Patty dijo...

Ay esos recuerdo que se ven reflejados a través del espejo del amor :* besos preciosa Lola.

Teresa dijo...

Que bonito Lola. Besos.

CHARO dijo...

Hay personas que dejan tanta huella que es imposible borrar su recuerdo y se llega a ver hasta su reflejo en el vaso de agua.Besicos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola, el agua guarda el misterio de la vida y el recuerdo de los seres queridos, es cierto...Su movimiento, su reflejo y su canto nos van dejando mensajes y alientos...
Me encantó tu mirada a través del alma, amiga.
Mi abrazo y feliz fin de semana, Lola.
M.Jesús

ReltiH dijo...

MUY NOSTÀLGICO...!
ABRAZOS

TORO SALVAJE dijo...

Esas lágrimas finales me han emocionado.
Venga, ánimo.

Besos.

Entre palmeras... dijo...

Tu transparencia al escribir es precisamente el reflejo de esa agua donde ves tu vida, esa que nos entregas en tus letras y la nostalgia que hoy percibo.

Mi siempre abrazo, Lola

Antorelo dijo...

¡Qué hermosa metáfora has escrito! Un abrazo

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un abrazo grandote.