sábado, 5 de noviembre de 2016

ESA ÚLTIMA TARDE




ESA ÚLTIMA TARDE


Esa última tarde, donde se deshicieron los abrazos y se amararon los besos, y nos quisimos enteros. 


Ese primer gesto, ese querer los dos, esa mirada cómplice, ese querer... lo que tú quieras.


Ese aprender juntos, ese mirar como a medias, esas lagrimas de felicidad, y ese terminar lo que de nuevo quisimos empezar...


Ahora, camino de Madrid recuerdo esa última tarde junto el mar de junio, donde fuimos uno porque así lo quisieron los deseos, el tiempo sin tiempo, y los abrazos locos por sentirse así de eufóricos y saber que se sintió todo lo que quiso en instante y el tiempo había olvidado.


Camino de Madrid... dejo atrás el mar de mis amores, y esa tarde mágica de amor.


9 comentarios:

CHARO dijo...

Todavía hueles a mar y ya lo extrañas......de nuevo te tienes que adpatar a la ciudad pensando que pronto lo volverás a ver y a sentir.Besicos

Elda dijo...

Esa última tarde, te ha quedado realmente preciosa.
Un gusto volver a leerte Lola.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Ya volverán Lola. Besos.

Patty dijo...

Precioso Lola, cuantas sensaciones lindas nos haces sentir con tus letras, un abrazo de corazón :*

José Manuel dijo...

Qué hermosas sensaciones dejan los recuerdos,...núnca se van del todo.

Un abrazo

Marina Fligueira dijo...

No dejes de repetirlo siempre que puedas, amiga, esos momentos lindos únicos que se deben aprovechar y disfrutar al máximo, pues la vida pasa en un suspiro.
Te ha quedado precioso el texto con tan significativas palabras amorosas y tiernas.

Gracias por compartir esos bonitos sentimientos, da gusto pasar por tu casa virtual.
Te dejo un abrazo inmenso, mi gratitud y estima, por tu apreciada huela.

Se muy -muy feliz.

TORO SALVAJE dijo...

Creo que esa mágica tarde de amor te acompañará toda la vida.

Besos.

Carmen Silza dijo...

Que todas las tardes sean así de hermosas, y los recuerdos bellos no los perdamos de vista. Como siempre nos ofreces hermosas sensaciones de tu sentir.
Me alegro de volver a leerte.
Buena noche Lola.
Abrazo grande.

Entre palmeras... dijo...

No, no se queda atrás, vas a repirar ese olor a mar...

Abrazos, Lola