sábado, 28 de abril de 2018

HAY VECES...




HAY VECES...

Hay veces que hasta Dios se hace desear, es mi moral a medias, son mis sinsentidos desbordados y cayendo sin esperanza al abismo.


Hay veces que desaparece el entendimiento, y te paseas incoherentemente  esperando que alguien te  salve, te proteja, te deje dormir en sus sueños, pero eso nunca sucede, y caes otra vez en los lamentos tristes y sin sentido.


Hay veces que nos creemos salvadoras de un ahora de los demás, sin darnos cuenta que nadie quiere ser rescatado, que cada una se instalo en la vida que quisieron, pudieron, o simplemente decidieron, aunque se enojen al pensarlo.


Hay veces que al despertar sueño con la hermosa vida que tengo, y que nada necesito ahora, que vivo donde quiero, y aparece la calle del sentimiento, la plazuela de las lágrimas, o el puente de mil suspiros, todo me hace ir donde quiero, para allanar  mi vida, o ponerla boca bajo  según el instante.



No soy mujer de dolor, y no solo necesito placer, aunque este último nace del este primero, y al final pienso que todos esperamos lo mismo… ser amadas en el silencio de la noche, entre los gritos de un amor apasionado y vivo hasta el final de sueño.




5 comentarios:

Kasioles dijo...

¡Vaya alegría que me acabas de dar!
¡Pues claro que se te echaba en falta!
Cuando se deja de escribir, a una le entra la pereza y cuesta mucho volver, yo he tenido el ordenador estropeado unos cuatro meses y luego me he creído que ya había perdido el hilo y me costó bastante incorporarme.
Tú, al tener al lado el motor que mueve la vida, es decir, el amor, no tienes ningún problema para verlo todo de color de primavera.
Con mis mejores deseos, te envío un fuerte abrazo.
Kasioles

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola, bienvenida de nuevo, amiga...Ya era hora de que nos dejaras tus pensamientos, que nunca nos dejan indiferentes...Hay veces que somos capaces de parar el tiempo y sentir la vida en profundidad, o bien dejar pasar las vivencias, mientras pasa el tiempo rápido...Lo cierto es que la mente y el corazón nos mueven siempre...Gracias por tus letras, amiga.
Mi abrazo y mi cariño.

Marina Fligueira dijo...

Hola Lola: tal cual es la vida la has plasmado con tu saber y sentir, no siempre los momentos son de color de rosa.

Claro está que todos necesitamos a mar y ser amada y eso es precioso, esa pasión loca de la que hablas se va apagando con el paso de los años, pero si sucede que puede haber mucho amor tierno saludable cuando hay un buen entendimiento, se puede ser muy felices.

Un abrazo y mi gratitud.
Se muy, muy feliz.

DEMOFILA dijo...

Te echado mucho de menos, pero la espera ha sido buena con está entrada que nos regalas, tan cierta como la vida misma.
Gracias por tu grata visita y tu cariñoso comentario.
Besos, feliz semana.

Trini Altea dijo...

Vengo a saludarte, hace mucho tiempo que estoy apartada de este mundillo.