martes, 19 de julio de 2011

COMO AVES DE PASO



COMO AVES DE PASO


Al principio, tuve una sensación extraña, por un lado la paz, por otra la soledad me invadía.


Todo formo parte de mí durante un tiempo, me sentía aliviada, y pensé que hacia tiempo que me merecía estar en ese estado, después, cuando tuve conciencia que eso seria una despedida, sentí el olvido como el aire que me envuelve, y vi que el adiós había sido un... para siempre.


 Sentí envidia y rabia por quien ocupase ahora el trozo de su corazón que siempre había sido mío, sentí cada día al pensarlo un nudo en el pecho, y la ira se apoderaba de mí diciéndome ¿ qué has hecho? Y no supe contestar al llanto del corazón.


Navegaba detrás de la luz de las estrellas, y esperaba, pero la luna me dijo, no le esperes, ya no vendrá, hay mas estrellas en sus ojos, y ya se olvido de los tuyos.


Y el sentimiento de culpa se adueño de mí, y le escribí mil veces sin mandarle mis letras, mis preguntas, mis anhelos, total ¿para qué? Él vive ya en otro planeta, con otra luz, y se adueño de mi fuerza, mi sentir, mis sueños, y ellos fueron los que cada día al llegar el alba, me hacen saber que hoy tampoco vendrá.


Pongo a disposición de quien lo quiera, un corazón herido, un ramo de sentimientos olvidados, y un te quiero que aun no dije a nadie, y me pesa en el alma como hierro fundido, que me presiona y no me deja respirar.


Volverán las aves en primavera, y al marcharse de nuevo camino del invierno, ya no quedara nada de ti... ni de mí.


17 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

Dame tu corazón herido, con mis palabras y mis caricias lo haré germinar en el punto mismo donde perdió la fe en sí mismo.

Me gusta cómo escribes, el sentimiento te viene más adentro de la piel y contagia.

Wílliam Venegas dijo...

Me apunté como seguidor de tu blog, a ver si vienes y me sigues en el mío: serán blogs felices.

María dijo...

Uff Lola, impresiona y casi se palpa la tristeza que eres capaz de imprimir a este escrito.

Besos

Liova dijo...

Hola Lola!!!! La soledad siempre es bonita mientas sea elegida que no impuesta. Entiendo ue te sintieras bien porque hay momentos en los que necesitamos estar solos, es tan importante!!!! BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

alp dijo...

Preciosas fotos y bonita escritura..que mas falta...Las vacaciones.jejej, un beso. Y gracias por tus comentarios. Espro seguir sacandote una sonrisa con mis fotos, y ...Un beso desde Murcia.

Luis Fernandez Duque dijo...

Un escrito muy bonito Lola, me encanta la canción de Joaquín Sabina que se titula como tu entrada.
Un abrazo!

Antony Sampayo dijo...

Todas las despedidas son crueles, Lola, todas, pero sufre más el que se queda.

Besos.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Dile a la protagonista que el corazón volverá a latir, los te quiero a resonar entre los silencios y la sonrisa volverá a abrir los días. Dile a la protagonista, que también este autorcillo anda el corazón herido pero muy, muy consciente de que somos realmente aves de paso.
Un abrazo herido.

MORGANA dijo...

un beso enorme LOLA y cuídate.
Morgana

Lola dijo...

Hola William, bienvenido a mi blog, me siento bien al recibir tus letras, y espero verte pronto. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola María, no estés triste al leer mi entrada, todas son experiencias ya pasadas, y quedan los recuerdos pero ya nada importante. Un abrazo amiga mía.

Lola dijo...

Hola Liova, estamos de vacaciones, nada de soledades ni de tristezas, solo es un escrito. Gracias amiga. Un beso.

Lola dijo...

Hola alp, muchas gracias por volver a mi blog. Se siempre bienvenido. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Luis, muchas gracias por comentar mi escrito. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Antony, es verdad que todas las despedidas son crueles, pero un para siempre es tremendo. Un abrazo y gracias por tu comentario.

Lola dijo...

Hola Julio, la protagonista queda enterada de tus palabras, y también te anima a que dejes lo peor lejos de ti, que nadie pueda hacer mas daño, y que las heridas empiecen a sanar, ya es hora, ya nos toca. Un abrazo y muchas gracias.

Lola dijo...

Amiga MORGANA, cuanto me alegran tus palabras, te mando todo mi cariño. Un abrazo grande.