sábado, 8 de octubre de 2011

TILO



TILO


Y volví mi mirada como los girasoles girando hacia el sol...


Todo era nuevo respirando tu aire, riendo la vida, siguiendo tu senda en paralelo pero nunca cruzándola, ni cortándote el paso, robándote el sueño.


Y tuve envidia del tilo y sus ramas, todas cuidadas por ti, siendo parte de tu vida como a veces me gustaría serlo yo, acariciar tu rostro con las hojas, y protegerte de la lluvia de tus ojos si algún día fuese necesario, que pudieses abrazarte a mi, que captases mi energía, fuerte y amorosa.


Como un gran tilo, con una buena sombra en las siestas del ardoroso verano, un hermoso abanico meciendo su aire por tu cuerpo, acercándote su olor, tiñéndote los ojos de verde, y reposando mi cara junto a sus raíces.



7 comentarios:

Liova dijo...

Hola amiga Lola!!! Sugerente.... sugerente, muy sugerente!!!! Es cierto que los tilos son enormes... tan grandes como el amor que tú sientes. BESITOS Y SALUDITOS AMIGA!!!

TORO SALVAJE dijo...

Sin duda serías el Tilo más hermoso del mundo.

Besos.

rombo dijo...

Qué paz he sentido...

Lola dijo...

Hola Liova, claro que el tilo es un gran árbol, por eso yo me comparo con el, porque cada día al amar me convierto en tilo. Gracias por tu comentario. Un beso grandote amiga.

Lola dijo...

Hola Toro, yo intento serlo, ser árbol en las mañanas de sol, ser árbol a media tarde, ser árbol junto al viento, mover mis ramas, y acariciar al amor de mi vida. Un abrazo amigo, gracias por tu comentario.

Lola dijo...

Hola rombo, quizás por que tu también eres Tilo, por eso siente paz, porque te sientes amado. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

David C. dijo...

se siente mucho amor en tus palabras.