martes, 24 de enero de 2012

ME UNÍ A TI





ME UNÍ A TI

Me uní a ti como una cucharilla, con el aroma del te en tu espalda, y el sabor de la menta en tu cuello.

Recuerdo... tu fuiste solo lengua y, mi cuerpo plato de dulce leche para el paladar.

La cama revuelta daba a entender la batalla que allí se había librado, y como siempre en el amor, no había vencedores ni vencidos, pero quedaban los restos de todo el amor que nos habíamos dado, en las sabanas revueltas quedaba el calor de tu cuerpo, y en la almohada quedo el sabor del primer beso dado en un juego de niños, y las miradas oscuras de deseo.

Quedo todo lo sentido por mí, no lejos de la puerta, cuando té vi levantarte hacia la ropa tirada por el pasillo en el camino de la dicha, té vi recogerla como antes habías recogido mis caricias, quedándote con todo el amor que hace tanto tiempo yo guardaba, volviste y mi pecho salto al verte de nuevo, me supo a tan poco tanto amor, que volví a vivir entre tus caricias, y a dormir después de enredarme a tu
cintura.


Cuanto tiempo recordare como ayer fuimos uno sin quererlo, y que retornare a ti, en cada gesto de amor que la vida me ofrezca, que la vida me depare, que tu amor me solicite




17 comentarios:

Marinela dijo...

Querida amiga, cuanta pasión y amor hay en tus relatos, lastima que con la edad la pasión se apacigua, pero ¡Bravo, por que el amor crece,el entendimiento y la libertad.
(No para todos)

Un abrazo.

CHARO dijo...

Cuanta pasión se desprende de este poema.......un amor así no se debe de acabar nunca.Me gustó mucho tu poema.Besotes

OZNA-OZNA dijo...

como siempre querida y admirada poetisa nos acaricias el alma con la belleza de tus letras, muchos besinos con todo mi cariño y admiración.

Lola dijo...

Hola Marinela, el amor es más importante que la pasión, pero cuando se está enamorada se siente pasión aun después de los años. Muchas gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Charo, en cada entrada de este blog pongo toda la pasión que siento por mi amor de siempre, el que a veces me quita el sueño, y el que me hace sentirme segura a su lado. Hemos pasado mucho tiempo juntos, y aun descubrimos cosas nuevas en nuestras miradas, y nuestra vida juntos. Un beso y gracias por tu comentario.

Lola dijo...

Hola Ozna, tu sí que sabes acariciar con tus hermosas letras a todos los que te leemos. Muchas gracias amiga. Un beso.

trimbolera dijo...

Me gusta mucho tu alma desnuda, sin disfraces, al natural. Besicos.

Ana dijo...

se respira amor por doquietr,y sensualidad,tambien nostalgia...Y bellos recuerdos...

Precioso,un gusto leerte como siempre bella amiga.

Un abrazo de mi alma a la tuya.

Lola dijo...

Hola trimbolera, muchas gracias por tus amables palabras. Te mando un beso grandote.

Lola dijo...

Hola Ana, ufff… cuantas cosas bonitas dices en tu entrada, me siento halagada. Muchas gracias amiga. Un beso.

MTeresa dijo...

Qué versos tan apasionados,
un relato poético
y concico de todo el amor
compartido,
un abrazo

Soledad dijo...

Cuanta pasión, cuanto amor, cuanta ternura.
Desnudar las emociones es enorme, pero desnudar el alma es enorme para quién lo lee.

Encantada de leerte, Lola.

Besos

Lola dijo...

Hola MTeresa, muchas gracias por tu comentario amable y sincero. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Soledad, muchas gracias por visitarme, se siempre bienvenida. Un beso.

Scarlet2807 dijo...

De vuelta de mi "auto exilio" vuelvo a leer tu prosa poética maravillosa y veo que sigues escribiendo igual de bello...
Besitos en el alma
Scarlet2807

Vicente Murcia dijo...

Preciosas letras Lola llenas de sentimiento y ternura.Con tu permiso yo tambien me quedare en tu blog.(una puntualizacion soy de Valencia no de Murcia aunque es tambien una bella tierra bañada por el Mediterraneo).Abrazos

Lola dijo...

Hola Vicente, perdona mi despiste, pensé que Murcia era tu lugar de origen no tu apellido, aun así sigo pensando igual. Me ha encantado que me devuelvas la visita, porque me ha gustado mucho leerte.
Y puntualizaciones… ¡¡¡Valencia que delicia!!! Es una hermosa tierra para vivir en ella, y sonreír en las calles llenas de luz que también supo plasmas Joaquín Sorolla.