jueves, 2 de febrero de 2012

LLEGASTE DESPACIO




LLEGASTE DESPACIO

Llegaste despacio como la tormenta, y al llegar dejaste tu esencia como caen las primeras gotas de lluvia , y seguido de los truenos quedo la música de tus palabras mas allá de lo entendible que debe pasar en un amor que no se espera jamás.
 
Te fui entendiendo sin que yo quisiera, sin poner intención en nada, y mi ser se abrió para dejarte pasar a lo más íntimo de mí sin pensar jamás que llegarías para poder sentir el momento de la ausencia… mortal.

Y que puede hacer en mis noches, cuando todo se marchaba dejándome a oscuras de luz, amor, y sentimiento, y nada fue como imagine, nada fue tan fuerte como tu marcha.

Y empecé a imaginar los sonidos de la noche contigo a mi lado, y sentí tus labios en mi cuello, tu olor en mi pecho, tus palabras en mis oídos, y tú… todo entero susurrándome  te quiero.

Que lejos queda la historia de los sentimientos perdidos, entra la tormenta y el adiós, y toda una vida para recordar lo mucho que te ame, mas allá de espacio que ahora nos separa y dice tu nombre.


8 comentarios:

sabores compartidos dijo...

Hay veces en que situaciones o amores llegan a tu vida tan despacio que casi no te das cuenta hasta que de la misma forma se van y es cuando lo echas de menos. Al menos, si fue bueno, siempre te quedan los sueños.
un besote desde madrid.

Tarántula dijo...

hermosa declaración de amor. un abrazo!

Lola dijo...

Hola sabores compartidos, en estos momentos que se que estas triste, te agradezco doblemente tu visita, muchas gracias amigo. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Tarántula, se siempre bienvenida a i blog. Muchas gracias por tu comentario, vuelve pronto. Un beso.

mientrasleo dijo...

He llegado de refilón y he encontrado una tierra llena de sentimientos.
Fantástico espacio.
Un abrazo

Lola dijo...

Hola mientrasleo, como me gusta que me hayas encontrado “de refilón” se siempre bienvenido, y no te olvides de volver. Gracias. Un abrazo.

CHARO dijo...

Todo adios supone un cambio de vida, un empezar de nuevo, un recordar contínuamente, un no entender esa despedida, una soledad no aceptada,.........llega el día que ese adios se ve lejano en el tiempo y piensas si es realidad o sueño.Besotes

Lola dijo...

Hola Charo, el adiós es lo más duro venga de quien venga, pero el tiempo pasa, y el dolor amaina. Muchas gracias por tu comentario. Feliz finde. Un beso.