miércoles, 9 de mayo de 2012

COMO UNA DUNA





COMO UNA DUNA


Yo quisiera ser como una duna que canta en el desierto, sin ser molestada en mis pensamientos, ni por el sol, y menos aun por la luna, que es la hora del día donde te encuentro.


Quisiera que nadie recogiese mis emociones al recordarte, y yo poder seguir paseándote, en las noches sin estrellas, y poder quedarme todo el día de lluvia en la cama, como a ti te gustaba.

Y cada emoción sentirla en cada poro de mi cuerpo, que se quedo abrazada a ti, y no consigo reponer cada una, porque me hace falta ser de nuevo yo, y sin ellas… solo soy tú.

Cada instante a tu lado fue un sueño, y ahora me gustaría soñar como antes, pero no así, como ahora, que te siento en la soledad de mi alcoba, junto al lecho frio, ya oliendo a viento y no a ti.

Por eso, déjame sola, que llore, que nadie me consuele, porque así es como quiero seguir viviendo, para que tú sepas que ya jamás estaré sola, tú fuiste mi media mitad, ahora vuelvo a estar completa.


17 comentarios:

sabores compartidos dijo...

Bueno pues si después de la frialdad vuelves a estar completa, me alegro.
Bonito texto Lola, a veces uno se siente como esa duna.
un abrazo

Lola dijo...

Hola sabores, pues ya ves que en esto de estar a medias, solo depende de nosotros, y nada de dejar a los demás que decidan y nos dejen ser solo mitad de algo. Pero lo que yo digo, un escrito es simplemente eso… un escrito.
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

CHARO dijo...

El final de este texto me gusta, no hace falta estar con nadie para sentirse completa.Besotes

jose manuel rodriguez blanco dijo...

muy bueno

te vas adentrando en la manzana-rosa

besitos

jmrb

mientrasleo dijo...

Un texto bellísimo.
Somo completos todos... aunque a ratos se nos olvide.
Besos

Lola dijo...

Hola José Manuel, muchas gracias por volver a comentar mi entrada. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola mientrasleo, ya sé que ahora todos somos completos, pero hubo un tiempo que yo pensé que era la mitad de alguien… ya ves, las cosas cambian. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Rosi dijo...

Hola Lola, me alegra mucho saber que ya no necesitas de nadie para sentirte completa.
Animo, amiga.
Un cariñoso abrzo.

Lola dijo...

Hola Rosi, en verdad que nadie necesita la otra mitad, todos somos seres completos, aunque nos empeñemos en buscar nuestra media naranja. Gracias por tu comentario. Un beso.

charlyelduro dijo...

Siempre se busca el par, siempre somos el uno con el otro, no es bueno estar solo/a.
Pero es vital sentirse completa/o.

Lindo Lola, me gustó.
Bonito jueves, besos

Beléngreece dijo...

Buenos dias... preciosa entrada y es verdad sentirnos completas solo depende de nosotras... aunque haya veces que pensemos que se nos va la mitad con otra persona no es asi, no debe ser asi... nadie debe llevarse la mitad de nosotros.. y si en un primer momento fue asi, debemos darnos prinsa en recuperar esa mitad y volver a ser una sola parte, un todo...
Un beso preciosa.
Belen.-

Ismael Pérez de Pedro dijo...

somos todos un poco puzzle, creo. Hermosa entrada, entradas, que he aprovechado para repasar, muy gratamente, besos

Lola dijo...

Hola Charly muchas gracias por tu comentario, siempre amable que me amina a seguir escribiendo. Gracias. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Belén, muchas gracias por tu amable entrada, tienes razón en decir en las cosas que nos empeñamos, y yo creo que lo mejor es ser una entera solamente. Un beso.

Lola dijo...

Hola Ismael, me alegro de volver a verte por mi casa. Gracias por volver. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Charo, gracias por comentar mi escrito. Un beso grandote.

Juan Pardo dijo...

La media naranja , el alma gemela , mitos culturales que desdoblan nuestro yo en la necesidad de pensar que habría un estado emocional mejor.La unicidad es la categoría de la vida.Hermoso texto.Un cálido abrazo.