domingo, 21 de octubre de 2012

ERA HERMOSO




ERA HERMOSO

Era hermoso oír tus susurros en la noche, y compartir tus sonrisas.

Fue hermoso pasear mis manos frías por tu cuerpo cálido, fuerte, y anhelante.

Me gusto olerte, saborearte, oír tus cálidas palabras susurrando mi nombre, y dejando tras de ti una estela de estrellas, y un montón de mañanas por vivir.

No quiero dejar de vivirlo, contigo a mi lado, aunque a veces la soledad me embargue, pero no sufras, es soledad mía solamente, nada tienes tú que ver en ella.

Y un día el despertar será mejor que soñarte, porque estarás en mi, dentro de mí, y fuera, a mi lado.

10 comentarios:

Lapislazuli dijo...

Hermoso despertar,con el ser amado
Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Si fue hermoso, tengámoslo en la memoria, como si siempre estuviera presente.

Un saludo

antonioe dijo...

era hermoso pero siguiendo vivo en tu recuerdo sigue siendo igual de bello... un saludo.

Lola dijo...

Hola Lapislázuli, siempre es hermoso despertar aunque sea en un día de lluvia… interior, pero despertarse sola, debe ser demasiado triste al menos que ese despertar sea elegido. Gracias por tu comentario. Un beso amiga.

Lola dijo...

Hola Emilio Manuel, sí que es hermoso ese despertar diario al lado de quien tanto amas. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola antonioe, todo lo hermoso queda dentro de mi corazón, y como no el despertar diario, aunque hoy dormiría como la bella durmiente 100 años, y después…
Gracias por tu comentario. Un abrazo.

CHARO dijo...

Que siempre tengamos ese bonito despertar....un escrito tan romántico cómo sensual.Besotes

Lola dijo...

Hola Charo, si amiga, un bonito despertar que falta nos hace según están las cosas. Gracias por tu comentario. Un beso.

Amilcar Blanco dijo...

La soledad es algo que nos compite exclusivamente, como tú dices, dejemos a nuestra amada o amado fuera de esto. Sólo saber que estará a nuestro lado cuando despertemos es felicidad, alegría pura.

Lola dijo...

Hola Amílcar, eres siempre sabio en tus palabras, será que tenemos en común varias cosas, lo más importante… un hijo ausente. Porque siempre les encontremos sanos y felices. Gracias amigo.