miércoles, 1 de mayo de 2013

FUISTE




 
 
FUISTE
 
 
Fuiste como un meteorito aterrizando en mi zona de silencio, sin esperarte, ni si quiera soñarte desde ninguna parte de mí, nadie más que yo sé asombro al ver lo que sucedía.
 
 
Llegaste de otro mundo dentro de mi mundo, que ni yo sabía que existía y me atrapaste.
 
 
Quede sumida en una vida que ya no me pertenecía aunque nada reclamabas, pero en un mundo tranquilo, apareció la luz llenando de colores cada poro de mi cuerpo, de mis días, de mis silencios, y encantada seguí tu camino.
 
 
Y fue tiempo de risas y palabras jamás dichas antes, no pertenecían a mi vocabulario y emociones diarias, de las que ya no quise prescindir, aun sabiendo que jamás serian mías de verdad.
 
 
El mundo de cada uno dicen que lo fabricamos a nuestra medida, yo jamás quise entender eso, y supe que mi vida la gobernaban otros vientos, no tan serenos como yo creía, y todo cambio de sitio,  nada puede hacer para seguir una situación sin futuro, y un sueño que llegaba a mí sin estar dormida.
 
 
 
 
 

17 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Aunque sean fugaces hay momentos que nos hacen felices y se quedan con nosotros por siempre.

Un abrazo.

Lola dijo...

Si Rafael, todos los momentos hay que vivirlos a tope, los malos por que nos hacen madurar, los buenos porque nos hacen felices, todo es importante, la vida lo es. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Amilcar Blanco dijo...

A veces otros seres llegan a nuestras vidas como meteoritos, pueden ser determinantes para nosotros, irrumpir en nuestras rutinas y expectativas de modo inusitado pero también enriquecer nuestras existencias, mostrarnos otros sentidos, otros significados, otras perspectivas, bienvenidos sean. A mí también me ocurre. Un abrazo

Amilcar Blanco dijo...

Perdoná, quería decirte, a propósito de tu comentario a mi último poema que, gracias a Dios, a mi hermano Fernando, a quien lo dedico, no lo he perdido. Al poema lo refiero a que he sí dejado de tener con él esa asiduidad que teníamos cuando niños o adolescentes. Ahora nos vemos también con cierta frecuencia pero ya no es lo mismo, no compartimos de igual modo nuestras vidas y eso se siente. Gracias por tu comentario, un beso.

Mario Misael Centeno dijo...

Con fuerza , resplandeciente y caliente... si... el tiempo es como para encerrarlo en un frasco y mantenerlo detenido...para seguir sintiendo tantas cualidades... tanto meteorito... saludos

sabores compartidos dijo...

A veces hay instantes que se nos hacen fugaces cuando disfrutamos de una hermosa felicidad, hay que vivirlos a tope.
un besote

Ricardo Tribin dijo...

Gracias querida Lola por expresar tus sentimientos de forma tan bella.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Gracias a esos momentos hacemos agradable un poco nuestra vida,bienvenidos esos meteoritos que dan luz, un abrazo Lola,J.R.

Lola dijo...

Hola Amílcar, un hermoso comentario, verdad es que las personas que llegan a nuestras vidas será por algo, pero hay veces que todo lo descoloca, aun sabiendo que son cosas de paso. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Mario, gracias por tu visita y tu hermoso comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola sabores, tienes razón, vivir a tope los mejores y mágicos momentos. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Ricardo, gracias a ti por entrar a visitarme en mi blog. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola José Ramón, siempre gracias por tus comentarios. Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Preciosa recreación de la llegada de ese meteorito del sentimiento y las consecuencias,que tuvo en tu vida,amiga.
Mi gratitud por compartir tu preciosa inspiración,que nos llega siempre muy hondo.
Mi abrazo siempre y mi cariño.
M.Jesús

CHARO dijo...

Hay que vivir el momento con toda intensidad porque pasa demasiado rápido.......más deprisa todavía que un meteorito amiga Lola.Besotes

Lola dijo...

Hola Mª Jesús, es solo un escrito amiga, así salió, así lo percibí sin poner intención en nada. Gracias por tu comentario. Feliz finde. Un beso.

Lola dijo...

Jajajaja Charo, es verdad todo pasa demasiado deprisa para no vivirlo. Gracias por tu comentario. Un abrazo.