viernes, 21 de junio de 2013

JAMÁS PUDE





JAMÁS  PUDE

Jamás pude dejar de olerte, ese olor a paraíso me lleva a tus noches de amor, y a mis días de ensueño, cuando te recorro en la niebla, y te abrazo la cintura… quizás un poco más debajo de lo permitido en el día a día, pero no en mis sueños.


Y dejo que mis manos bailen y se enreden en tus bellos sentimientos, apasionados y sin prisas, dejando mi cuello a tu merced, y los besos colgando de él… amoratados.


Hermosos y sencillos besos de juventud, perdidos en la multitud de caricias que apenas recuerdo, por eso quiero desnudar el alma después del cuerpo, dejarte que lo ames, y déjame el recuerdo para ser otra vez libre... Entre tus zonas más cálidas, y en mi mirada oscura.


No hay comentarios: