viernes, 8 de noviembre de 2013

ESPLENDOR


 
 
ESPLENDOR
 
 
Cuando la hierba sea más verde y más alta, cuando el tiempo sea más cálido, y cuando mi soledad sea más grande…
 
 
Aprenderé de mis errones, y caminare de cara a la nostalgia y al recuerdo de mí ser que aun no me ha abandonado,  quedo flotando en la inmensidad del ayer, y el hoy me apremia para recuperar, pero eso no es posible.
 
 
Yo buscare el sol de media tarde, y la frescura de la noche, para que tus brazos me arropen,  tu voz me mime, tus manos me acaricien, y tus piernas me hagan prisionera y…
 
 
Seguiré la luna y las mareas, consultando al corazón si ya dejo de sufrir, y cuando eso suceda yo volveré a estar preparada para volver a ti, y al esplendor de la hierba que nos cubrió, nos acepto, para más tarde… dejarte marchar.
 
 



 

12 comentarios:

Mistral dijo...

Espero que cuando tu corazón esté preparado, vuelvas a sentir ese esplendor en la hierba.
Desde la paz que transmites, un abrazo, Lola.

Amapola Azzul dijo...

Qué belleza. Un abrazo.
Feliz semana, gracias por tu visita mi blog. Un beso.

ReltiH dijo...

SE SIENTE MELANCOLÍA...!
BESOS

José Manuel dijo...

Cuando se echa de menos la intensidad vivida, no te fies cualquier esplendor puede cegarnos.

feliz fin de semana
Besos

Teresa dijo...

Que precioso. Saludos.

Lola dijo...

Claro Mistral, nada llega al azar, solo hay que esperar lo que a cada uno nos este destinado. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Amapola Azzul, gracias por tu comentario. Un beso, buen domingo.

Lola dijo...

Hola Reltih, estoy melancólica como el otoño de Madrid, bello y cálido. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola José Manuel, la vida puede ser intensa demás pero hay que vivirla como viene. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Gracias Teresa por tu comentario, y encantada de volverte a ver. Un beso.

Amilcar Blanco dijo...

Parece que el tiempo de la bonanza y el buen amor retornara siempre y nosotros estuviésemos preparados para recibirlo. Eso sentí al leer este poema tuyo.
Un saludo cariñoso.

Lola dijo...

Amigo Amílcar, sí que son buenos tiempos de cara a los sentimientos, a mi el otoño me trae cada día nuevos y bellos pera vivir, es buen tiempo para soñar, y yo soy una soñadora empedernida. Gracias por tu hermoso comentario. Un abrazo.