miércoles, 6 de noviembre de 2013

MARES Y CORRIENTES



 
 
 
MARES Y CORRIENTES


Tú que me entiendes como los marinos entienden los vientos y las corrientes, tú que sabes de mi más que yo misma…



Tú que sabes de mis mareas internas, de la inmensidad de mis sueños, de las cosas que no digo, de esos secretos inconfesables hasta para mí misma…



Tú que te meces en las olas de mis sentimientos, y que navegas dentro de mi parte oscura, de mis vientos muchas veces del norte, y otras veces, pocas, de mis vientos cálidos del sur…



Tú que me conoces y sabes cuándo estallara en mi la tormenta, y me voltearan las olas de la sin razón…



A ti que tanto me conoces, y sabes como llegar a mi orilla, sin sextante ni velas, sin timón ni motor alguno, yo te nombro… Almirante de la Mar Oceana de mis sentimientos, porque el mar es tu elemento, y yo simplemente viento de paso que no sabe donde quedarse.
 


 

14 comentarios:

José Manuel dijo...

Si tan bien te conoce, su rumbo sabra como llevarte a buen puerto.

Besos

Lola dijo...

Si José Manuel, me conoce muy bien, de toda la vida. Y siempre me lleva a buen puerto y eso que más de una vez me encuentro perdida. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Ceciely Zevallos dijo...

Muy bella prosa, dedicada a la persona que te navega y seguramente te traerá de regreso cuando te extravíes.
Un beso Lola, felicidades.

Lola dijo...

Amiga Ceciely, es verdad que esta persona me conoce casi mas que yo misma. sabe como consolarme, y siempre esta cerca. Gracias por tu comentario. Un beso.

María dijo...

Llegar a la orilla de su mano, llegar navegando con el tacto de sus caricias.

Un beso.

Y además sombreros dijo...

Que bonito.....

ReltiH dijo...

MUY LINDO TEXTO, MUY ROMÁNTICO...!
BESOS

Lola dijo...

Hola María, sí que es bonito tener alguien que te ayude en malos momentos, sin pedir nada a cambio. Muchas gracias por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Hola Y además sombreros. Muchas gracias por tu visita a mi blog. Un beso.

Lola dijo...

Hola Reltih, me alegro de volver a verte. Gracias por volver. Un abrazo.

Idolidia Glez dijo...

Amiga he leido unas cuantas entradas y he de decirte que este blog cautiva de principio a fin.Me encanta como escribes y me quise quedar por acá " con tu permiso " Te invito al mio para seguirte con mas facilidad Abrazos!

Lola dijo...

Muchas gracias Idolidia, se siempre bienvenida a mis blogs, siéntete cómoda, y visita mis espacios, ahora pasare a verte. Un abrazo.

Amilcar Blanco dijo...

Si en el mar te encontrara, si fueras ese mar y esperaras dormirte y desaparecer bajo las olas y las turbulencias algún día me gustaría ser ese almirante que te rescate o incluso viajar contigo convertido en viento. Son deseos poéticos, estrafalarios, románticos, pero son tan reales también como las experiencias que tenemos con el mundo y las cosas que tocamos todos los días. En la vida vivimos lo real y lo fantástico, la vigilia y los sueños, con igual ímpetu. Vos y yo somos hermanos en eso. Nuestro instinto poético nos puede y va de vos a mí y de mí a vos. Es una marea que nos tiene presos, como rehenes, un beso mi amiga poeta.

Lola dijo...

Si Amílcar, ese mar me encontró, y en el nado y sueño, y espero el amanecer en sus brazos, y más de una vez pesco atardeceres junto a su mirada.
Tu comentario es hermoso, somos almas de letras, y nos unen las emociones que sentimos al leernos, es precioso, y te agradezco tus visitas. Un abrazo.