domingo, 1 de diciembre de 2013

DÍAS DE HIEDRA







DÍAS DE HIEDRA
Recuerdo aquel día de hiedra y abrazos, de besos cálidos, y pasión desesperada recorriendo mis piernas, subiendo desde abajo, llegando mil veces a la desesperación de tu ausencia de ahora.
Recuerdo el frio parque, y sus húmedas hojas caídas en otoño, seis otoños pasamos juntos, seis años como arrebatada por una simple mirada, lo demás… no procedía.
Y se enredaba el pensamiento entre mis manos, siempre ardiendo como el pecado, que a mí llegaban como sentires, sin orden ni concierto, en un corazón lleno de locuras que a nadie contaba.
Y quise hablarte de mis ensueños, esos que llegan cuando va llegando el alba, y quise desearte lo mejor sin mí, quise calentarme con tu aliento, y eso me quebró la voz y mis lamentos, y quise decirte, come de mi cuerpo despacio y sin prisas... entre susurros, pero no escuchaste, porque ni estando a mi lado… me oirías.


14 comentarios:

Teresa dijo...

Precioso, escalofríos me da. Besos.

Lola dijo...

Gracias Teresa, me gusta verte tambien en este blog. Un beso.

CHARO dijo...

Esos seis años fueron tan intensos que han quedado plasmados en este escrito tan lleno de nostalgia.Besicos

ReltiH dijo...

UFFFF, UN CIERRE DESGARRADOR.
UN ABRAZO

Amilcar Blanco dijo...

Un hombre que sólo se escuchaba a sí mismo por lo visto el de tu poema. Sé que mejores cosas te han sucedido amiga querida, así que olvídalo. Un beso y los mejores deseos para la semana.

MAJECARMU dijo...

Lola, nos dejas esa hiedra,que son sentimientos,sensaciones y recuerdos,que van subiendo por el cuerpo y el alma,llenándola de vida y esperanza...Una preciosidad,como siempre.
Te dejo mi abrazo inmenso y mi cariño.Hasta pronto,amiga.
Tu post anterior me encantó, te dejé unas letras.
M.Jesús

Lola dijo...

Muchas gracias Charo por tu comentario. Un beso.

Lola dijo...

Como siempre me gusta tu comentario Reltih. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Amílcar, te agradezco tu comentario, tus palabras siempre me llenan de alegría. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola amiga Mª Jesús, me alegra verte, y deseo de corazón que tus dolencias curen pronto. Te mando mi cariño amiga de letras y sentimientos.

Entre palmeras... dijo...

Lola, leo tus letras y siento el sentimiento desgarrador de ese llamado que sabe no es escuchado y duele, duele...

Pero es hermoso

Abrazos muchos

Lola dijo...

Muchas gracias Entre palmeras, siempre me gustan tus comentarios. Un beso.

Norma dijo...

Hace mucho que no entraba a tu blog, y mira Lola ne muchas de tus letras me he sentido algo identificada. Te mando muchos besos.

Lola dijo...

No importa aunque tardes me alegro que hayas vuelto. Un beso muy grande amiga.