sábado, 7 de diciembre de 2013

DESNUDE MI CUERPO


 


DESNUDE MI CUERPO
 
 
Desnude mi cuerpo de palabras, y mi corazón de emociones, quise desprenderme de todo, y entregarte solo lo importante.
 
 
Me despoje de sentimientos que no había sentido contigo,
y abrí mis puños cerrados de otros mares, y camine a
oscuras sin tus brazos, y busque la luz en la penumbra
de tus ojos.
 
 
En medio de la nada, perdida, volví a sentir, volví a soñar, volví amar sin ataduras, y supe que mi ser ya era libre,
 mi mente se volvió pausada y mi corazón nervioso,
porque solo a ti te quiero.
 
 
Solos, en medio de la nada construida por nosotros, caminos sin andar, besos sin usar,  montones de
abrazos que jamás di a nadie, quiero que sean
para ti... de ahora en adelante.

 
 
 
 

8 comentarios:

Teresa dijo...

Muy lindo. Besitos.

Lola dijo...

Hola Teresa, siempre gracias por tu visita. Un beso grandote.

CHARO dijo...

Muy bonito lo que escribes Lola, despojándose de todo para amar con más intensidad es la mejor prueba del AMOR.Besicos

MAJECARMU dijo...

Lola,tu post inspirador y siempre profundo,me recuerda que estamos en diciembre,tiempo de adviento,de cambio y reflexión...Tiempo de renovación,de dejar atrás todas las tristezas y todos los lastres que nos impiden avanzar...para comenzar de nuevo con fuerza,con ilusión y amor...Mi felicitación por tu determinación,tu voluntad y tu sentimiento siempre latente y vital, como la vida misma, amiga.
Mi abrazo inmenso y mi cariño siempre,compañera y amiga.
Feliz fin de semana,Lola.
M.Jesús

ReltiH dijo...

SENTIRES MUY BELLOS TRASMITES.
BESOS

Lola dijo...

Hola Charo, muchas gracias amiga, me encanta que estés siempre cerca de mis entradas, muchas gracias. Un beso grande.

Lola dijo...

Hola Mª Jesús, deberíamos siempre estar felices como en los días que se aproximan, pero la navidad a veces causa tristeza es mas cuando recordamos nuestros años pasados, cuando permanecías cerca de los que ya no están.
Ahora hay veces que no queremos la navidad, yo soy una de esas personas, pero veo a mis nietos y me vuelvo niña, y los recuerdos se vuelven dulces. Un beso amiga de corazón y de letras.

Lola dijo...

Hola Reltih, es la vida quien nos trae esos sentires, y solo debemos aceptarlos como un regalo del cielo. Un abrazo.