lunes, 9 de diciembre de 2013

JAMÁS SE PASEÓ EL AMOR...



 
 
JAMÁS SE PASEÓ EL AMOR...
 
 

Jamás se paseó el amor en mis sentimientos hasta que yo los envolví con risas, canciones, y no me Olvides en los jardines del alma.
 

Busque poco, pero encontré mucho, un amor que se quedo a vivir en mi alma pero no en mi cuerpo, y se me olvidaron mil soledades, y mis días se llenaron de estrellas aún siendo de día, porque lo que sentí, fue lo más hermoso de la vida, fue simplemente y maravillosamente AMOR.
 

Los días dejaron de tener horas para ser simplemente míos, me quite el reloj de mi muñeca y quise que nada ni nadie me quitase un minuto de vivir, plante sonrisas en jarrones imaginarios de mi vida, y cada mirada era un sentimiento nuevo para vivirlo a mi manera, siendo siempre una aventura de juegos, palabras llenas de doble sentido... Y cosas que jamás hubiera sabido que existían.
 

No quise sentir más, era tanto que yo repartía mis palabras
y mis silencios por igual, y me sentía feliz siendo generosa en todo lo que mi ser podía serlo, y sólo quise quedarme en ese ayer, sin querer transitar las autopistas del futuro, que tanto miedo me daban, y recorrí mil veces el camino del río, y no quise nada más.

 
 

2 comentarios:

CHARO dijo...

Que tendrá el AMOR que siempre trasmite felicidad. La generosidad también la trasmite y cuanto más generosa se es más felicidad se siente.Besicos

Lola dijo...

Hola Charo, es como una rueda, si no quieres el amor no se termina. Muchas gracias amiga por tu comentario. Un beso.