viernes, 28 de febrero de 2014

EL SUSURRADOR




EL SUSURRADOR


Fuiste el susurrador de palabras en la noche negra y silenciosa, pero eso tú no lo sabes.


Dejabas mi garganta ardiente y deseosa de decirte mil cosas, y te enviaba señales entre palabras no dichas, mientras mi cuerpo sentía el desamparo de tenerte sin tenerte, por que no querías ser amado.


Yo sabia que te gustaba ser más adorado que querido, más en la distancia que al lado de un olvido, como muchos de los tuyos, y menos de los míos, mientras llegaba el amanecer entre suspiros, desaliento y cansancio.


Pero todo al final tenía su recompensa, cuando te oía nombrarme y tú sabias que permanecía en las sombras, eso también te gustaba porque aunque no quieras, sientes, y tu piel se eriza en las noches sabiéndome al otro lado... de tu vida


7 comentarios:

José Manuel dijo...

Los sueños tambien tienen quien les susurre al oido para sentir que se está despierta.

Besos

CHARO dijo...

Me ha gustado este escrito que me ha trasmitido un desamor diferente. Besicos

jordim dijo...

Los susurros son muy suyos..

Antorelo dijo...

¡Qué amorosos resultan los susurros!
Un abrazo

Ismael Pérez de Pedro dijo...

Qué hermosura, me encantó, muchos de los tuyos y menos de los míos...al otro lado de tu vida...Es magnífico, un placer leerte, gracias

Lola dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

más adorado que querido, más en la distancia que al lado de un olvido, como muchos de los tuyos, y menos de los míos,
Me ha gustado mucho la forma de transmitir estos sentires.
Me gusta como transmites.
Un abrazo Lola.