domingo, 16 de febrero de 2014

MÁS DE UNA VEZ





MÁS DE UNA VEZ


Más de una vez me perdí en la fiebre de las palabras, del momento tórrido, del adiós sin ganas.


Y me sentí perdida en el instante, quise volver sin haberme marchado, y morir después de quedarme.


Una vez me marche en la noche, anduve perdida sin saber que hacer, en mis miedos, a solas, te veía llegar buscándome, desesperado, diciéndome perdóname mi niña, se me calentaron las palabras, se me enfrío el corazón.


Cuantas cosas quise al irme, cuantas mas al quedarme, y sentir el frío de la casa, y el calor en mi mente diciéndome… márchate, pero si te lo pide… quédate con ganas y con olvidos, las dos cosas son necesarias.


Ahora solamente me digo, nada de eso es necesario, por que sin que me hable me quiere, aunque hace un rato me gritase sin medida.



6 comentarios:

sabores compartidos dijo...

Bueno a veces no es fácil tomar una decisión tan drastica como irse o quedarse, nunca sabes si vas a acertar si no pruebas, pero aun así.... es para pensarselo.
Hola Lola buenos dias, te deseo una buena semana.
unos besotessssssssssssss

Lapislazuli dijo...

Irse o quedarse con fuertes decisiones
Abrazos

Mª Jesús Muñoz dijo...

El amor es a veces complejo, quiere palabras y gestos, que lo renueven y le dén consistencia...Sin embargo,es bueno esperar, reconsiderar y mirar al fondo del corazón...Ahí sigue estando el amor y nos impulsa a seguir adelante a pesar de todo...El amor es guerrero de luz,que nos mantiene y fortalece,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer y amor al sentimiento.
Feliz semana, LOLA.
M.Jesús

Teresa dijo...

Pero Lola que bien, según te leo me parece que soy yo la que digo esas palabras. Un abrazo muy fuerte.

CHARO dijo...

Lola he leído tu escrito pero hoy no me sale nada para decir, hace un año que murió mi madre y estoy algo baja de moral.Besicos

Jorge Donato dijo...

Querida amiga, por fin logro entrar a tu espacio, no se qué rara circunstancia me lo impedía. Ya te localicé y ahora me alegra saber que tus letras siguen expresando con fuerza los avatares del amor.
Un abrazo.