martes, 22 de julio de 2014

SORPRESA...




SORPRESA...


Fuiste una bella sorpresa, siempre eran cosas nuevas, como en la llegada de los reyes magos.


La sonrisa aparecía pronta, todo se convertía en juego, deseo, la noche llegaba aún siendo de día acompañándonos a explorar un para siempre que criamos eterno, sin pensar en  el mañana lleno de inconvenientes.


Fuimos valientes e inexpertos, todo queríamos aprenderlo juntos,y cada lección nos parecía definitiva, nada que cambiar, y todo fue dejarse llevar... Donde la razón se pierde y el corazón aprieta fuerte.


Y es que nada queríamos que pasase, ni que terminase, pero ni si quiera nos resistimos, paso, y nos resistimos por no querer terminar lo que jamás debió suceder.


Llegaron los abrazos, los besos, los deseos bajo la falda, los corazones a galope, y los susurros hambrientos de gemidos, y el no te vayas dentro de un para siempre... Inacabado.




8 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Una reflexión, que nos muestra la vida misma con sus circunstancias, sorpresas y cambios...A veces nos impulsa hacia adelante y otras nos para en seco en el camino y nos desorienta...Todo es aprendizaje continuo, amiga...
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por compartir tu arte en la palabra y el sentimiento.
M.Jesús

Marina Fligueira dijo...

Hola de nuevo, vuelvo a decirte lo mismo, me encantan tus letras.
Nada pasa por casualidad, pasa por que así estaba escrito en el libro del destino y siempre es por algo.
Aprendemos y crecemos con las cosas que nos pasan.

Felicidades, si lo has vivido y, si es solo tu imaginación, igualmente felicidades.
Te dejo un abrazo, mi estima y mi gratitud.
Se muy muy feliz.

Hasta septiembre. Si Dios quiere.

CHARO dijo...

Cuanta sensualidad trasmiten tus escritos Lola.......parecen auténticas vivencias. Besicos

Teresa dijo...

Me encanta. Besos y feliz día.

Teresa dijo...

Me encanta. Besos y feliz día.

ReltiH dijo...

SIEMPRE UNA DELICIA LEERTE.
BESOS

Jorge Donato dijo...

La vida es un mar inmenso de todas esas sensaciones que narras, momentos siempre vivos en la memoria.
Precioso, un abrazo.

Lola dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Un abrazo.