domingo, 22 de marzo de 2015

LLEGANDO EL ALBA





LLEGANDO EL ALBA


Mis manos se convertían en gaviotas surcando tu mundo de ideas nuevas para mí, que después se hicieron necesarias en mis días.


Fueron sensaciones vividas apasionadamente, un roce es un escalofrió, y desee ese instante mágico como comienzo de la noche donde decidías amarme más que otras veces, que solamente me querías.


Rodaban las caricias, y las sombras de tu marcha, que borraba el deseo, para después volver con más ganas a saborearte cada centímetro de tu piel adjudicada a mí, por tu soledad del momento.


Pero la magia del amor olvida pronto los agravios, y fui moldeable a tus deseos, mi alma se fundía junto a la noche,  el sentir y el alba terminaban la noche entrelazados, tirándose al precipicio de la pasión sin alas.


Todo fue bello, deseo, pasión, noche y alba es un hermoso conjunto que toda mujer debe utilizar algún día sin pensar, solo hay sitio para los sentires, y emborrachar la vida con copas de instantes, y botellas vacías de felicidad.


11 comentarios:

María dijo...

Deseo , pasión y vida, agonizando entre la muerte en el delirio de su amor.

Un beso.

RECOMENZAR dijo...

Intenso y maravilloso texto
lleno de romance escrito con tus palabras

Teresa dijo...

Un beso Lola. Esta precioso.

Carmen Silza dijo...

Bello texto Lola, bordado de pasión y aspiración, profundo como lo es todo lo que leo de ti.
Un fuerte abrazo.
Besos

Trizbeth dijo...

Cuando leo tu llegada al Alba, me dan ganas de amanecer y escribirlo justo a la salida del sol!!

Ya ves, tus letras inspiran amiga, y me encanta leerte cuando sueñas y amas ♥

Abrazosss, feliz tarde del domingo!

CHARO dijo...

Me ha gustado mucho ese alba tan apasionado Lola. Besicos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Gracias por tu Sensibilidad en tonalidades de azules y blancos...


Un abrazo.

Patty dijo...

Wowww, sencillamente maravilloso, unas letras que llegan al alma :D besitos Lola y muchas gracias por tus visitas :*

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Esas botellas de felicidad hay que llenarlas de nuevo... para volver a libarlas.

Un abrazo.

Amílcar Luis Blanco dijo...

"Copas de instantes" , "botellas vacías de felicidad" ¡Sublime, Lola, genial!!!

Lola dijo...

Muchas gracias a todos, estoy feliz de ver a mis amigos; Amílcar lo tenía perdido ya que no puedo comentarle en sus blogs porque Blogger no me deja, estoy contenta de volver a verle. Por eso doblemente gracias a todos los que se fueron y volvieron con el tiempo. Un abrazo enorme.