martes, 15 de diciembre de 2015

RENUNCIAR




RENUNCIAR


No quiero renunciar a nada aunque la vida me pese…


No quiero renunciar a mis casas, aunque tenga que pagar más impuestos que lo que puedo, no puedo vender lo que tanto supone para mí y que dejare en herencia, no quiero renunciar a días que viví entre cuatro paredes, entre dos mares, o frente a las montañas que se ven desde mi terraza.


No quiero renunciar a días malos que viví, y a buenos  que adorne dando sentido a la vida, ni a mis letras que me hacen llorar, ni a mis fotos que me hacen sonreír.


No quiero renunciar  a mis muebles que antes eran otros, no quiero dejar atrás mis libros, mis videos, mis minerales, mis locuras, no quiero quedarme sin todo eso, aunque algún día aquí se quedaran para quien quiera leer, ver, o amar.


No quiero una vida pre-establecida, aunque a veces me asusta lo nuevo, no quiero ser orden de nadie, ni si quiera mío, porque el ayer no fue orden aunque en esos momentos pensé que si.


Hay que ser un poco loca, saltar y bailar, caminar en el desorden y saber que nada termina por no hacer la cama antes de salir a la calle, no hay que desesperarse si al levantarte no sabes lo que comerás al medio día, teniendo el frigorífico lleno, hay que ser “normal “para no morir en el intento…



5 comentarios:

Teresa dijo...

Muy bien Lola. Un beso.

CHARO dijo...

Me encanta tanto entusiamo Lola, yo tampoco quiero renunciar a lo que tengo.......bueno tengo un problemilla: no me gusta marchar de casa sin tener mi cama hecha, es una manía ya lo sé pero no lo puedo evitar:-)) Besicos

ReltiH dijo...

ERES MUY NOSTÁLGICA, PERO EMANAS MUCHAS ESPERANZAS.
ABRAZOS

sabores compartidos dijo...

Hola querida Lola vuelvo por tu casa después de una semanita de vacaciones en el hospital jajaj y digo como tu, tras ver lo que he visto, que no voy a renunciar a nada en absoluto de las cosas que me puedan hacer feliz. Así va a ser.
Bueno cuidate mucho vale?
Besotessssssssssssssssssss

Lola dijo...

Muchas gracias a todas las que me visitáis, me encanta veros y me hacéis muy feliz con vuestros comentarios. Un abrazo.