jueves, 10 de enero de 2013

AUSENTE





AUSENTE


Miraba la bahía desde el acantilado, la tarde caía, la noche llegaba, la sal besaba mis labios acompañada de la brisa, mi cuerpo gemía, mis ojos lloraban.

Llegara despacio, al alba, cuando rendida este esperándote, me pillara sin fuerzas, no me resistiré, no luchare, y seguro, seguro, que no te olvidare, ni pasando el tiempo, y sin luz, ausente de mis ojos, ausente de tus caricias, pero mis manos acariciándote en las noches eternas de mi alma sin cuerpo.

Acompaño los últimos recuerdos tuyos, con la llegada del amanecer, serena, ausente mi mente al otro lado de la de la luna, de tu cuerpo, ausente de ti, ausente.

 

10 comentarios:

José Manuel dijo...

Ausente pero con presencia plena.

Besos

CHARO dijo...

Pues no da la sensación de que estés ausente........bueno a veces ocurre que nuestra mente y nuestro cuerpo no están en el mismo lugar.Besotes Lola

hadama dijo...

que fea que es la esencia pues se siente la soledad del alma un besazo mi lola

Gilberto Cervantes dijo...

Hay ausencias que duelen y otras que se agradecen. Hay ausencias que no son ausencias cuando ella misma pesa mas que la presencia.

Te dejo un beso Lola y se feliz!

Lapislazuli dijo...

Intensa nostalgia
Abrazo

Lola dijo...

Hola José Manuel, es verdad lo que dices, siempre siempre con su presencia plena. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Amiga Charo, la ausencia a veces no se nota más que en el corazón de quien no se acostumbra a esa ausencia. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Lola dijo...

Hola hadama, en el día a día hay de todo, en los sentimientos cualquier lagrima te deja extenuada, la ausencia la que mas.

Lola dijo...

Hola Gilberto, pues si que hay ausencias que se agradecen, pero mi ausencia… cuando llego al corazón se quedo triste y siempre siempre ausente.
Un abrazo gracias por tu visita.

Lola dijo...

Hola Lapislázuli, mucha y muy intensa mi nostalgia, aunque hay ratos que se me olvida. Gracias por tu comentario. Un beso.