domingo, 23 de febrero de 2014

SE ME OLVIDARON LOS ACENTOS






SE ME OLVIDARON LOS ACENTOS


Nos hablábamos tanto que a veces pensaba que se nos acabarían las palabras y solo de abrazos y miradas se compondría nuestro menú diario, pero no sucedió así, y las palabras solamente se agotaron cuando dejaste de quererme.


Enmudeció el mundo, y se seco el río de las palabras, ya hasta se me olvidaron los acentos, y la forma de decirme palabras sencillas que lo envolvían todo, dejaron mi garganta seca al no poder contestarte.


Él, era mi señor, el que dormía en mis sueños y en mi lecho, el que se llevaba mi oscuridad y a la vez mi alba, queriendo hacer un nido insonoro y cálido con sus brazos, y hacia volar el sentimiento hasta lo mas profundo de mi ser.


Era mi despertar alegre, y la libertad su nombre, era toda la sal y todo el azúcar, toda mi vida, ahora que le devolví la libertad rezo por él, y cada noche dejo un beso en mi almohada, por si sus sueños le acercan a mí, y aun quiere percibir mi amor.


7 comentarios:

Teresa dijo...

precioso Lola. Muchos besitos.

ReltiH dijo...

POR EL AMOR, SIEMPRE SE DA UN TODO. MUY LINDO TU TEXTO.
BESOS

AMALIA dijo...

Precioso escrito.

Un beso.

CHARO dijo...

Cuanta tristeza hay en un desamor y es tan dificil olvidarlo......Besicos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Hermoso resumen de vida, donde el amor dá sentido y trascendencia...Y sigue estando y siendo, porque el amor no muere,a veces se queda dormido...Y tú le vas dejando un beso para seguir mimándolo, alimentándolo y creándolo, amiga.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu constante sentimiento, inspiración y buen hacer, Lola.
Feliz semana y mi ánimo siempre.
M.Jesús

José Manuel dijo...

En el amor nada queda en el olvido, es como si el mismo sueño se volviese a repetir una y otra vez.

Besos

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestro comentario. Un abrazo.