miércoles, 12 de marzo de 2014

LA PLAZA DE LOS TILOS



 
LA PLAZA DE LOS TILOS
 
 
Y allí, sin pensar en ti apareció tu imagen, y sentí el abrazo de los Tilos en la taberna de ese mismo nombre.
 
 
Te tenia olvidado hacia tiempo (pero no del todo) de vez en cuando y como una sombra apareces, errante entre mis recuerdos, y sin quererlo, te marchas entre la bruma del invierno, y el verde oscuro de los tilos, de los siempre te oí hablar.
 
 
Y no fui yo quien te mando llamar en mi mente, solo el viento entre sus ramas me hizo recordarte, rozarte, sentirte y gozarte de nuevo, pero... esto jamás lo sabrás.
 
 
En aquella plaza sencilla y hermosa, cálida de vida, cantaban los tilos, se adorno mi día con tu presencia, sonreí mucho entre sus ramas, para después marcharme y perderte como siempre, hasta la próxima, que mi recuerdo te traiga.
 
 
 

7 comentarios:

José Manuel dijo...

Hay lugares que marcan nuestros recuerdos. Pasar por éllos es volver a revivir el tiempo pasado.

Besos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Esa preciosa plaza de los Tilos te dejará siempre su recuerdo y su voz, amiga...El amor palpita en los lugares vividos en común y cuando llegamos a ellos el sentimiento vuela y se renueva...Muy bello e inspirador, LOLA.
Mi felicitacíón y mi abrazo siempre, amiga.
M.Jesús

CHARO dijo...

Bendita Plaza de Los Tilos que hizo realidad un sueño aunque fuera por poco tiempo pero lo suficiente para poderlo recordar en un relato.Besicos

Teresa dijo...

Lola, ¡que lindo, Gracias.

ReltiH dijo...

MUY BONITA DEDICATORIA.
UN ABRAZO

AMALIA dijo...

¡¡Qué precioso!!.

Un besito.

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, José Manuel, Mª Jesús, Charo, Teresa, Reltih, y Amalia. Feliz fin de semana. Un abrazo.