viernes, 17 de octubre de 2014

DESDE LA TERRAZA






DESDE LA TERRAZA


Miraba desde mi terraza, una joven paseaba por la playa, con una camiseta blanca por vestido, y sus zapatillas en la mano, sus huellas se iban marcando en la arena, y se iban quedando allí, solas, por que eran las últimas que alguien había andado, y las olas aun no habían llegado a ellas.


Me la quede mirando, quizás su soledad al andar era deseada, o quizás a nadie tenia ella para hacer ese camino, y pensé en las veces que yo también había caminado así, sola, aun teniendo quien me acompañe en mis días.


Desee estar sola en esos momentos, allá , abajo, y que las olas despertasen mis pies, y después pensar en ti, y saber que no estoy sola.


También pensé en la suerte de estar frente al mar, sin más pensamientos que los tuyos, y el día por delante para hacer lo que quiera, y di gracias a Dios por un día tan placentero, y pensar que tú también lo tenderías.


Y el sol se acerco más a mí, y sentí tu abrazo en el viento, y tu mirada en el mar, y me siento contenta de saberte tan cerca, aunque a veces el tiempo te aparte de mí.

6 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Gran reflexión ,el estar en soledad pero no solo, un abrazo.J.R.

Rodar y Volar Carmen Silza dijo...

A veces, estamos solos, pero no en soledad...
Un placer leer tus letras Lola.
Un abrazo desde Murcia.
Feliz noche

Lapislazuli dijo...

El mar, el sol, el viento y tus letras me han remontado a esa terraza
Abrazos

CHARO dijo...

Lola ya estoy de vuelta en casa después de una semana en la playa que me ha sentado muy bien. Al leer esta entrada me ha entrado nostalgia y me han dado ganas de volver de nuevo, me acuerdo mucho de tí y de tu playa en Murcia que seguro seguirás disfrutando. Besicos

ReltiH dijo...

MUY BELLA TU INSPIRACIÓN.
UN ABRAZO

Lola dijo...

Gracias por vuestra visita. Un abrazo.