miércoles, 15 de octubre de 2014

VOLAR




VOLAR

Tengo que hacer caso a sus palabras...


Tengo que abrir la ventana de mi corazón y que entre el aire de la vida, la luz del día y las estrellas en las noches.


Tengo que abrir mi corazón para que no queden restos de tristeza, ni de odio, ni de intolerancia.


Tengo que abrir el corazón y dejar que vuele con las alas de las gaviotas allí donde el quiera, no puedo dejarle con diez metros de cuerda para que solo pueda volar a medias, no es justo siendo el cielo tan inmenso, le limite a esa cuerda que solo me deja respirar para tener vida, pero no para vivirla en plenitud.


Tengo que abrir el corazón para que entre el Amor en todas sus variantes, el Amor entero el Amor sin limitaciones, y a sentirme cerca del paraíso.



Es importante que sepa distinguir lo que tengo, lo que deseo en los sueños, y los sueños de la realidad que me haces vivir día a día.


Ciertas cosas de la vida fueron hechas para ser experimentadas nunca explicadas.




6 comentarios:

Sneyder C. dijo...

Que razón tienes hay que dejar puertas y ventanas abiertas a todo lo bueno que la vida nos da, y sobre todo al mar, motor que nos mueve para seguir adelante....y volar por ese mar de sueños reales....

Un inmenso abrazo. Lola

Lapislazuli dijo...

Con puertas y ventanas abiertas la vida nos da oportunidades
Abrazos

Teresa dijo...

Lola una belleza. Si tienes que dejas puertas y ventanas abiertas. Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola,la libertad de espíritu está ahí, en abrir las puertas del sentimiento de par en par para tomar lo mejor de la vida y devolver lo mejor de nosotros mismos...El amor nos espera siempre en las palabras, en la música, en la belleza de la nauturaleza y en todos los seres que nos rodean...Sólo tenemos que escuchar y mirar con el corazón para sentirlo..Mi felicitación y mi abrazo inmenso, Lola.
M.Jesús

Kasioles dijo...

Mi niña, creo que es la primera vez que entro en este espacio tuyo, pero me ha encantado lo que dices.
Yo estoy completamente de acuerdo contigo, al corazón tenemos que abrirle la puerta de par en par, de esta forma, siempre estará dispuesto a dar y recibir amor.
Cariños y buen fin de semana.
Kasioles

Lola dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un beso.