martes, 20 de octubre de 2015

EN MIS SOLEDADES




EN MIS SOLEDADES

Me mantuve serena en mis soledades…

La vida tiene hermosos sonidos, más aun silencios de ausencias y esperanza.

Todo aparecía así, de pronto, soñaba, y en la ducha aparecía su canto, su música que había olvidado en un instante de enojo, después al sentir el agua paseándose y bajando por mi cuerpo, el roce de sus manos terminaba lo empezado…

El agua cálida sembraba mis rincones de sensaciones, mi alma volvía a volar junto aquellas tardes de ver crecer la marea, y la pleamar me inundaba toda, dejándome sin resuello y viviendo una vida limpia, allá, donde vuelan bajo las gaviotas.

Después llego el regreso, la realidad y la vida placentera pero sin motivaciones mágicas, todo seguía su curso pero yo le seguía a el, el ya me había abandonado, dándomelo todo.

Un sentimiento inmenso recorre el recuerdo, y siempre prendido con alfileres un hermoso volver que no sé si será cierto, pero hay tanto por sentir, por gozar entre las olas, que me resisto al olvido, eso jamás, la espuma hoy me abraza y me repite… vuelve, espero tu sonrisa junto al cristal de la fina lluvia.



8 comentarios:

sabores compartidos dijo...

A veces las soledades no son tan malas siempre que sean por que uno quiere, lo malo es que siempre andan por ahí los recuerdos dando vueltas y pueden ponerte pelin nervioso y que quieras sentirte acompañado ejje.
Me gusta la imagen de la mujer con la barca.
Besotessssssssssssss

Teresa dijo...

Como siempre me encanta. Besitos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Ese agua, ese mar y esas olas dejándote el recuerdo vivo, Lola...Y es que el misterio y la magia está en todas partes. El agua nos trae el canto del amor, porque ella guarda en la memoria los pensamientos y sentimientos, que se nos escapan en el aire.
Mi felicitación y mi abrazo de luz por esa inspiración creativa y entrañable, amiga.
M.Jesús

CHARO dijo...

Se nota en tu escrito la nostalgia que sientes por ese mar tan tuyo y ahora tan lejano.......seguro que volverás a disfrutar de esas olas llenas de espuma y a escuchar el fuerte graznido de las gaviotas.Besicos

Lola dijo...

Charoooo, que aun sigo en mi Marrrrrrrrrrrrrrrr. Besitossss.

José Manuel dijo...

Una soledad muy bien acompañada de recuerdos.

Besos

Antorelo dijo...

Siempre nos acompañan nuestros recuerdos. Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Aunque no sea cierto tú lo vives como si lo pudiera ser.
Eso está bien.

Besos.