domingo, 27 de mayo de 2018

FUERTEMENTE




FUERTEMENTE

La vida me ato fuertemente, otras me dejo volar sin destino…


Y no estuve perdida mucho tiempo, solo pare para coger impulso y seguir caminando, y cuando ya estaba cansada quise dejar el camino a medias.


No es la vida un lugar a medida de nadie, porque hay que encontrar primero el lugar,  después adecentarlo a nuestras exigencias, y después crear hogar donde antes solo hubo rastrojos,  en medio de la nada.


Más de una vez encontré tierra árida, por donde pasaron varios incendios, dejando corazones secos, que nadie ha sido capaz de recuperar, pero la desesperación o valentía (no lo sé) impulsan a la intención de revivir lo muerto, y muchas veces merece la pena.


Aquí queda la piel reseca de tiempo incomprendido, donde los que me conocen me llaman triste, y los que no… me dicen que nada está perdido y que reintente la resurrección de momento, o que ya no insista, la vida es resurrección y muerte, quizás ese sea mi momento.


8 comentarios:

Elda dijo...

Hola Lola, cuanto tiempo sin leerte, y aquí estoy saboreando las verdades de la vida en un caminar donde hay escollos que hacen pararse, pero como bien dices en tu hermoso relato, es bueno hacerlo cuando flaquean las fuerzas para coger impulso y seguir hasta el final. La vida es corta y hay que aprovecharla mientras se está bien.
Encantada de volver a leerte.
Un abrazo y buen domingo.

CHARO dijo...

Hace tiempo que no te leía por estos lares y eso que he leído otra entrada de abril y que no me había dado cuenta. Siempre son bienvenidos tus escritos y me ha alegrado mucho volver a leerlos.Besicos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola, la vida es muerte y vida, como bien dices...Constantemente luchamos, nos paramos, creemos morir y la vida nos impulsa de nuevo. La renovación es necesaria...y necesario es olvidar el dolor, la tristeza y la decepción...Todo cambia, amiga y nosotros también.
Mi felicitación por tu profundidad y madurez.
Mi abrazo y mi cariño.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, querida Lola! Te escribo desde esta bella tierra valenciana, unas letras.

Tus profundas letras se acercan también mucho a mi vida me siento identificada con ello y estoy completamente de acuerdo con lo que expresan, mas quizás no valga la pena revivir lo muerto puesto que a mí particularmente, me haría daño! Mejor olvidar lo que quema el alma, decirte que todos, unos más y otros menos, hemos transitado por arcillas áridas, mas de ello siempre se saca algo de crecimiento para salir adelante y tocar de nuevo el cielo. Y sino pudieras, la soledad puede ser una maravillosa compañera, aunque alguna noche se nos escape el sueño.

Si, fue y es alguna vez, verdad que se me escapa el sueño y el alma se me estremece con tanto silencio, mi escrito es real tal cual lo siento.

Ha sido muy placentero leerte, te dejo mi inmensa gratitud y mi gran estima.
Un abrazo y se muy, muy feliz.

RECOMENZAR dijo...

Un abrazo inmenso has vuelto con todo
me gustan tus verdades intensas sos vos con cada una de tus letras

DEMOFILA dijo...

Para atrás ni para tomar impulso.
Unas letras muy profundas y llenas de sabiduría,la vida es como la retratas en tu entrada.
Gracias por tu visita y cariñoso comentario.
Besos, feliz fin de semana.

Manuel dijo...

En la vida, para encontrarse a uno mismo, tendremos que recorrer un largo camino, donde caeremos a tierra muchas veces, y nos tendremos que levantar otras tantas, para llegar al fin del camino.
Muy bonita entrada.
Un beso.

alp dijo...

Hola Lola, espero que estés bien,,tiempo sin leerte..espero que estés ya por mi tierra..un saludo desde Una ventana del mar menor....